Tendencias
El aeropuerto El Dorado de Bogotá es pionero en América Latina en la instalación de energía solar. Foto: Archivo/Semana.com - Foto: EFE

medio ambiente

“Reducir la huella de carbono y aumentar la eficiencia energética son nuestros compromisos desde el aeropuerto El Dorado’': Andrés Ortega, gerente de Opain

Este año la terminal aérea de Bogotá se convirtió en el primer aeropuerto del mundo en obtener la máxima certificación LEED Platino versión 4.1 en operación y mantenimiento. Andrés Ortega, gerente general de Opain, explica la importancia de este reconocimiento.

El cambio climático es una realidad. Es por eso que cada vez más organizaciones están adoptando diferentes iniciativas para mitigar o compensar el impacto ambiental de su actividad.

Para la muestra un botón. El aeropuerto El Dorado, la principal terminal aérea del país, entiende la sostenibilidad como un eje transversal de su operación. Es por eso que adelantan diferentes iniciativas y proyectos para proteger la biodiversidad, hacer un uso eficiente del agua, reducir la huella de carbono, hacer una correcta gestión de residuos, y migrar hacia las energías renovables.

La gestión eficiente del agua en El Dorado beneficia al río Bogotá, uno de sus principales vecinos.
La gestión eficiente del agua en El Dorado beneficia al río Bogotá, uno de sus principales vecinos. - Foto: Edison Alvarado

Por su estrategia en favor del medio ambiente han obtenido diferentes reconocimientos. Uno de ellos es la Acreditación de Huella de Carbono del Consejo Internacional de Aeropuertos para América Latina y el Caribe (ACI-LAC, por sus siglas en inglés) en el nivel Mapping.

O el informe Airport Carbon Accreditation Interim 2019-2020 del ACI que destacó a El Dorado en América Latina y el Caribe por combatir el cambio climático y reducir la huella de carbono en medio de la pandemia.

La Certificación LEED Platino Versión 4.1 - en operación y mantenimiento, es el más reciente reconocimiento del aeropuerto de Bogotá. De hecho, es el primero en el mundo en recibir esta calificación, otorgada por el Consejo de Construcción Verde de Estados Unidos. Es el nivel más alto en su tipo y lo reciben únicamente las edificaciones que tengan estándares sobresalientes en materia de sostenibilidad. El Dorado, por ejemplo, obtuvo un puntaje de 82 sobre 100.

SEMANA habló con Andrés Ortega, gerente general de Opain, operador del aeropuerto El Dorado, para conocer más sobre la importancia de este reconocimiento internacional.

La terminal de El Dorado es la primera del mundo en recibir la certificación LEED V4.1 - nivel Platino. ¿Cómo recibieron la noticia?

Estamos en un momento donde el planeta necesita un aporte real por parte de las empresas y es precisamente por medio de la reducción de la huella de carbono y aumentando la eficiencia energética que lograremos dejar a las futuras generaciones un mejor planeta, este es nuestro compromiso desde El Dorado. Estamos muy orgullosos de recibir esta certificación pues es parte de la gestión que realizamos a diario para responder a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Dentro de los proyectos está cambiar todas las luminarias de la terminal aérea por unas de tecnología LED.
En El Dorado han instalado más de 14.200 luces LED fabricadas a partir de materiales reciclados, que generan un 22 % menos de impacto ambiental. - Foto: Opain

¿Cómo explicar la relevancia de este reconocimiento, no solo para la capital, sino para el país en general?

La certificación LEED, como su nombre lo denota, es una certificación de Liderazgo Energético y Ambiental, lo que significa que el aeropuerto El Dorado es un líder en la operación y mantenimiento de edificaciones sostenibles. Destaca los proyectos que reducen su huella de carbono, disminuyen el consumo de energía, mejoran la calidad de ambiente interior maximizando la salud y bienestar para los usuarios, además de promover el uso racional del recurso hídrico y de transportes alternativos.

Esperamos que este reconocimiento fortalezca la conciencia sostenible de las diferentes industrias y sectores de producción nacional, para que tengamos mayor conciencia y todos nos encaminemos hacia el desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático.

Andrés Ortega, gerente de OPAIN, concesionario del aeropuerto El Dorado.
Andrés Ortega, gerente de Opain, concesionario del aeropuerto El Dorado. - Foto: Cortesía Opain

La certificación LEED es voluntaria. ¿Qué se debe hacer para entrar al proceso de evaluación de este sistema? ¿Por qué decidieron participar?

Uno de nuestros objetivos principales es ofrecer infraestructura de primer nivel en el Aeropuerto El Dorado, con la más alta calidad y eficiencia operativa, que nos permita desarrollar el negocio con equilibrio económico, social y ambiental, es decir: sostenible.

Teniendo en cuenta esto, vimos la oportunidad de buscar la certificación LEED para alinear nuestra operación hacia los estándares internacionales más altos de sostenibilidad y como una manera de demostrar nuestro liderazgo energético y ambiental. Para entrar al proceso realizamos un estudio de viabilidad para identificar nuestro rating potencial, el cumplimiento de los requerimientos mínimos del programa y los prerrequisitos de la certificación. Con los buenos resultados del estudio preliminar registramos el proyecto y procedimos a documentar y enviar la revisión de dicha documentación.

Además del reconocimiento, tanto nacional como internacional, ¿el sistema LEED les brinda algún otro tipo de beneficio, como capacitaciones a los colaboradores, acreditaciones o apoyo económico?

La certificación LEED se basa en prerrequisitos y créditos. Los prerrequisitos son obligatorios y brindan unas herramientas fundamentales para el beneficio sostenible del proyecto, como planes de compras sostenibles, limpieza verde, mantenimiento y renovaciones de las instalaciones. Estos permiten guiar al equipo para modificar la operación hacia prácticas más sostenibles, con beneficio para los usuarios.

Reciclaje en el Aeropuerto El Dorado
El aeropuerto tiene un modelo de gestión de residuos sólidos con el cual han logrado aprovechar más del 50 % de los residuos generados. - Foto: Edison Alvarado/Estación de Clasificación y Aprovechamiento del aeropuerto El Dorado.

El Consejo de Construcción Verde de Estados Unidos (USGBC) evaluó durante un año diferentes elementos de El Dorado como, por ejemplo, eficiencia energética, consumo eficiente de agua o manejo de residuos. ¿Qué criterios tienen en cuenta y cómo es el proceso de evaluación?

Los criterios solicitados por el USGBC varían según la categoría de impacto sostenible. Por ejemplo, para la eficiencia energética y de agua se entregaron los consumos del aeropuerto de un año calendario, por medio de la plataforma en línea ARC. Estos consumos los analiza un algoritmo que compara, no solamente el uso de recursos por cantidad de personas, sino también el desempeño de proyectos iguales o similares a nivel mundial. Este premia a los proyectos que usen la menor cantidad de recursos energéticos e hídricos con puntaje, lo cual permite obtener el nivel de certificación que para el caso de El Dorado es el máximo posible, es decir, Platino.

Han instalado alrededor de 10.500 paneles solares en la cubierta del aeropuerto.
Han instalado alrededor de 10.500 paneles solares en la cubierta del aeropuerto. - Foto: OPAIN

¿Alguna de las categorías evaluadas tiene mayor relevancia que las demás en la calificación?

Para LEED la categoría “Energía y Atmósfera” tiene mayor relevancia y es por esto que se pueden lograr hasta 33 puntos de los 100 posibles. El aeropuerto es líder en esta categoría al lograr 32 puntos gracias a todos los esfuerzos de su equipo técnico, optimizando los procesos y logrando la mejor demanda de energía por unidad de medida, es decir, pasajeros transportados, metros cuadrados y carga transportada.

Este reconocimiento es fruto de los procesos permanentes de transformación que se desarrollan en la terminal aérea, siendo uno de sus focos, ser una construcción verde y mitigar los impactos ocasionados por la operación aérea en la capital. En El Dorado han instalado más de 14.200 luces LED fabricadas a partir de materiales reciclados, que generan un 22 % menos de impacto ambiental. Para este año, se espera reemplazar el 14.99 % de luces restantes, lo que generará un ahorro adicional equivalente al consumo de 1.235 viviendas de 80 metros cuadrados.

Adicionalmente, se trabaja de manera decidida para aumentar la capacidad de producción de energía verde por medio de paneles solares que están instalados en los techos de la terminal y que a la fecha proporcionan el 12 % de la energía total requerida para su operación.