restauración

Día Mundial del Árbol: La CAR se une a la Gran Sembratón Nacional con 10.000 árboles

Este martes la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca plantó 1.000 de estos ejemplares en el municipio de Nemocón. Estos se suman a los sembrados en las jornadas que organiza la autoridad desde septiembre y que irán hasta el 31 de octubre, en diferentes zonas de su jurisdicción.


En el marco del Día Mundial del Árbol, celebrado cada 12 de octubre, diferentes entidades se unieron a la Gran Sembratón Nacional, una iniciativa impulsada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. El objetivo es aportar a la meta nacional de plantar 180 millones de árboles y, a su vez, crear conciencia sobre la importancia de estas especies para el medio ambiente.

“Cuando sembramos un árbol, sembramos vida. Acompáñennos en esta jornada nacional, vamos a decirle al mundo una vez más que Colombia es un actor principal en la lucha global contra el cambio climático y que el país está conectado con sus metas ambientales. Lo he dicho en diferentes escenarios y hoy lo repito: si Colombia respira bien, nosotros respiramos mejor”, dijo Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Uno de los requisitos de la Gran Sembratón era sembrar una planta nativa de su municipio o departamento con una altura superior a 50 centímetros.
Uno de los requisitos de la Gran Sembratón era sembrar una planta nativa de su municipio o departamento con una altura superior a 50 centímetros. - Foto: CAR

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), por ejemplo, fue una de las instituciones que se unió a esta iniciativa con un aporte de 10.000 árboles. Estos ejemplares, además, contribuyen a la meta nacional de 180 millones de árboles sembrados, para la cual la CAR tiene como propósito aportar alrededor de 5 millones a 2023, y también se suman a los sembrados en las jornadas que desarrolla desde septiembre la Corporación y que irán hasta el 31 de octubre.

“Avanzamos en nuestra apuesta de sembrar 5 millones de árboles durante este cuatrienio, de tal manera que al finalizar el 2023 podamos decir que cumplimos ese compromiso. Adicionalmente estimulamos a las comunidades de nuestro territorio para que sean ellos también los que aporten en el tema de la reforestación y cuidado de nuestra naturaleza porque el compromiso debe ser de todos para que podamos disfrutar de un territorio ambientalmente sostenible”, dijo el director de la CAR, Luis Fernando Sanabria Martínez.

Este martes, la autoridad ambiental llevó a cabo una jornada en la reserva municipal Chimisia, ubicada en el municipio de Nemocón, donde sembraron 1.000 de estos árboles. La actividad contó con la participación de representantes del Ejercito Nacional, Ideam, Ministerio de Ambiente, Gobernación y Alcaldía de Cundinamarca, Hospital de Nemocón, y diferentes colaboradores de la empresa Tostao, la cual aportó esa cantidad de ejemplares.

En la jornada participaron representantes del Ejército Nacional, hospital y alcaldía de Nemocón, MinAmbiente, Ideam, Gobernación de Cundinamarca y colaboradores de Tostao, empresa que aportó los 1.000 árboles de la siembra.
En la jornada participaron representantes del Ejército Nacional, hospital y alcaldía de Nemocón, MinAmbiente, Ideam, Gobernación de Cundinamarca y colaboradores de Tostao, empresa que aportó los 1.000 árboles de la siembra. - Foto: CAR

“Desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el día de hoy estamos liderando esta Gran Sembratón Nacional, articulando esfuerzos con actores públicos, privados y comunidad en general, que nos van a aportar a cumplir esta meta del Gobierno nacional de sembrar 180 millones de árboles distribuidos en todo el territorio colombiano”, dijo Alejandro Jiménez, asesor del Ministerio de Ambiente.

De acuerdo con Luz Nidia Díaz, coordinadora de la estrategia de cobertura vegetal de la CAR Cundinamarca, no solo se realiza la siembra sino que se firman y suscriben acuerdos de compromiso con los aliados en estas jornadas, con el fin de garantizar el mantenimiento de cada árbol durante tres años hasta que se establezca exitosamente.

La funcionaria también indicó que para cumplir la meta, la CAR estableció una estrategia que parte de tres componentes: alianzas con empresas privadas que aportan las plántulas, los abonos y contribuyen con las voluntarios para sembrar; dos millones de árboles que aportará directamente la entidad durante 2022; y los árboles que terceros están obligados a sembrar como compensación por permisos de aprovechamiento.

Estos árboles se suman a los sembrados en las jornadas que desarrolla la entidad desde septiembre y que irán hasta el 31 de octubre en diferentes zonas de su jurisdicción.
Estos árboles se suman a los sembrados en las jornadas que desarrolla la entidad desde septiembre y que irán hasta el 31 de octubre en diferentes zonas de su jurisdicción. - Foto: CAR

Aquellas personas e instituciones interesadas en participar en la Gran Sembratón debían cumplir con ciertos requisitos. Algunos de ellos eran, por ejemplo, que la especie sembrada fuera una planta nativa del municipio o departamento y que midiera más de 50 centímetros de altura.

Además, debían escoger un lugar adecuado para plantar estos ejemplares como cuencas, rondas hídricas, nacimientos de agua, zonas abastecedoras de acueductos, áreas protegidas nacionales y regionales, reservas forestales, entre otras. Importante que estos terrenos no fueran agrestes, con altos niveles de erosión o de suelos rocosos.

Y, finalmente, era clave contar con el mantenimiento y seguimiento de las siembras por lo menos cuatro veces al año para monitorear su crecimiento y garantizar el éxito de las acciones de restauración.

La meta de la Gran Sembratón Nacional es plantar cinco milones de árboles en los 32 departamentos del país con especies como el arrayán, uva camarona, roble, cedro, gualanday, cañaguate, laurel y granadillo. De la meta nacional, según el contador oficial, van 67.514.186 ejemplares sembrados.

¿Cuáles son los beneficios de los árboles?

Sembrar árboles es una actividad que se vuelve cada vez más popular en el mundo. Sin embargo, se debe hacer de manera muy responsable y consciente para que realmente los ejemplares prosperen, cumplan con sus funciones ecosistémicas y ayuden a restaurar terrenos degradados, según sea el caso.

Esta es una de las plantas más sagradas para los muiscas.
La siembra de árboles en los 47 municipios de Cundinamarca donde tiene influencia el río Bogotá, también es clave para cumplir con la meta de reforestar 80.000 hectáreas de la cuenca, clave para la recuperación del afluente. - Foto: Mariana Estrada

Algunas de las funciones de los árboles son:

-Proporcionar aire para respirar

-Reducir la temperatura del aire

-Filtrar los contaminantes urbanos y las pequeñas partículas

-Regular el flujo de agua y mejorar su calidad

-Mitigar el cambio climático al absorber CO2 y capturar carbono

-Proveer alimentos como frutas, hojas y fruto seco

-Aumentar la biodiversidad urbana al suministrar hábitat

-Ser alimentos y protección para otras especies