medioambiente

En Caquetá siembran cacay, asaí y plátano para frenar la deforestación

Familias campesinas e indígenas de la cuenca del Caguán y piedemonte caqueteño cultivan 170 hectáreas mediante sistemas agroforestales para ayudar en la conservación y el desarrollo rural sostenible.


Caquetá es uno de los departamentos con las cifras de deforestación más altas del país. De acuerdo con el reporte de alertas tempranas del Ideam, correspondiente al primer trimestre del 2020, último dato oficial que se conoce, este departamento perdió 25.064 hectáreas. Allí fueron identificados 1.166 polígonos sin bosque con áreas que oscilaron entre las 10 y 100 hectáreas.

En medio de ese panorama, un grupo de familias campesinas e indígenas en los municipios de San José del Fragua y Belén de los Andaquíes busca contrarrestar los efectos causados por la tala indiscriminada de bosque y promover el desarrollo rural bajo en carbono.

La propuesta liderada por Amazon Conservation Team, consiste en el establecimiento y sostenimiento de sistemas agroforestales en 170 hectáreas para la siembra de castaño de monte ó cacay, asaí ó naidí y plátano, implementando prácticas agrícolas sostenibles y realizando actividades para el fortalecimiento técnico, administrativo y financiero de las asociaciones beneficiarias: Tandachiridu Inganokuna de las comunidades indígenas Inga del Caquetá y el grupo asociativo Productores de Plátano de Belén de Los Andaquíes (Proplab).

Proyecto sostenible en Caquetá
Un total de 170 hectáreas serán recuperadas con la siembra de cacay, asaí y plátano. - Foto: Fondo Colombia Sostenible/Fondo Colombia en Paz

Esta intervención realizada en el corredor Fragua Churumbelos, ubicado en el PDET Cuenca del Caguán y Piedemonte Caqueteño es financiada por el Fondo Colombia Sostenible, a través de cooperación técnica ejecutada por el Fondo Colombia en Paz, con la cual el Gobierno y la comunidad internacional le apuestan a la promoción del desarrollo rural sostenible en municipios (Pdet) de Caquetá, Nariño y Putumayo.

Juan Carlos Mahecha, director del Fondo Colombia en Paz, explicó que este es uno de los seis proyectos que están financiando con recursos de cooperación internacional para impulsar la reactivación económica en estos lugares.

Libardo Díaz, coordinador técnico del proyecto, por su parte, señaló que ante el enorme potencial que trae consigo la comercialización del castaño de monte, se viene trabajando con las comunidades desde el año 2014.

“Ahora con el apoyo del Fondo Colombia en Paz y de Colombia Sostenible esperamos que estos modelos contribuyan a la conectividad ecológica a través de fragmentos de bosque que hay en las fincas y que sirvan como corredores de conectividad para conservar la biodiversidad de la zona.”

Proyecto comunitario

Tras el inicio de actividades a finales del 2020, se han realizado 20 reuniones de socialización con la totalidad de las familias beneficiarias y las alcaldías municipales, y ocho talleres de capacitación sobre planificación predial participativa que permita transformar su actividad productiva hacia un modelo económico integral, sostenible y en armonía con el medio ambiente.

Estos avances permitieron construir en el primer trimestre de este año 65 mapas prediales con la caracterización de coberturas y usos del suelo, 57 planes prediales participativos con sus respectivos planes de inversión, igual número de muestreo de suelos de cara a la implementación de los sistemas agroforestales, que permitan fortalecer su modelo de negocio, al tiempo que aportan a la conservación de la biodiversidad y sus servicios ecosistémicos.

Proyecto sostenible en Caquetá
Comunidades de municipios Pdet trabajarán en esta iniciativa durante dos años. - Foto: Fondo Colombia Sostenible/Fondo Colombia en Paz

Durante dos años se invertirán $3.460 millones en este proyecto, de los cuales $1.530 millones son aportados por el Fondo Colombia Sostenible, a través de donaciones de los gobiernos de Noruega, Suecia y Suiza. Los restantes $1.930 millones corresponden a la contrapartida, a cargo de las comunidades beneficiarias y de Amazon Conservation Team.

El proyecto cuenta con el acompañamiento de la Corporación Autónoma Regional de la Amazonia (Corpoamazonia) y la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Agrosavia).

Las propiedades del castaño de monte

Este árbol es nativo del Amazonas. Alcanza los 20 o 30 metros de altura, del cual se obtiene un fruto del mismo nombre conocido como “la almendra del Amazonas”. Su cultivo es de mediano y largo plazo, estimando una producción del 30 % a partir del cuarto o quinto año. La producción crece paulatinamente hasta alcanzar su estabilización a partir del décimo año en promedio.

En los mercados mundiales y nacionales este fruto es apetecido en la industria cosmética para la elaboración de productos antienvejecimiento debido a sus propiedades antioxidantes, y en la industria farmacéutica por su alto contenido de Omega 3, 6 y 9.