Puntos negros, acné, piel.
El acné y los puntos negros se generan con mayor frecuencia en pieles grasas. - Foto: Getty Images

vida moderna

Aceite de almendras y yema de huevo para el acné: así se pueden usar

Antes de aplicar cualquier tipo de mascarilla es recomendable consultar a un dermatólogo.

El acné es una de las afecciones cutáneas más comunes en las personas. La cara, los hombros y la espalda son los lugares más frecuentes donde aparece. Es importante consultar regularmente al dermatólogo para iniciar un tratamiento y disminuir sus síntomas.

Asimismo, existen algunas opciones naturales, que pueden funcionar como un complemento. En su sección de Bienestar, Mundo Deportivo resalta las propiedades de una mascarilla de aceite de almendras y yema de huevo para combatir el acné. “Una de las formas más beneficiosas de usar el aceite de almendras para la cara es mediante la aplicación de una mascarilla facial. De esta forma, todos sus nutrientes penetrarán en la piel durante bastante tiempo y la hidratarán y rejuvenecerán profundamente”, explica el sitio web.

Ingredientes

  • Dos cucharadas de aceite de almendras.
  • Una yema de huevo.
  • Una manzana.

Procedimiento

  1. Pelar la manzana y triturarla hasta convertirla en puré.
  2. Añadir la yema de huevo y el aceite de almendras.
  3. Revolver muy bien para un resultado homogéneo.
  4. Limpiar el rostro antes de realizar el procedimiento.
  5. Aplicar la mascarilla con una brocha limpia.
  6. Dejar actuar por media hora.
  7. Retirar con agua.

Otras mascarillas

Mejor con Salud, portal especializado en salud y cuidado personal, explica cómo aprovechar las propiedades del aceite de almendras para ayudar a aclarar la piel.

Opción 1

Ingredientes

  • Una cucharada pequeña de aceite de almendras (5 g).
  • Una cucharada pequeña de jugo de limón (5 ml).
  • Una cucharada pequeña de leche en polvo (5 g).
  • Una cucharada pequeña de miel (7,5 g).

Instrucciones

  1. En una taza, agregar todos los ingredientes. Mezclar muy bien para un resultado homogéneo.
  2. Limpiar el rostro.
  3. Aplicar la mascarilla.
  4. Dejara actuar por media hora.
  5. Retirar con agua fría.
  6. Repetir la mascarilla dos o tres veces a la semana para mejorar los resultados.

Opción 2

Ingredientes

  • Cuatro almendras.
  • Una cucharada de leche (10 ml).

Procedimiento

  1. Dejar remojar las almendras durante toda una noche.
  2. Al día siguiente, molerla para obtener un polvo fino.
  3. En una taza agregar este polvo y mezclar junto con la leche.
  4. Lavar y secar el rostro antes de realizar el procedimiento.
  5. Aplicar la mascarilla en rostro y cuello.
  6. Dejar que actúe toda la noche.
  7. Al día siguiente retirar con agua tibia.
  8. Repetir diariamente por dos semanas y luego dos veces a la semana.

Opción 3

Ingredientes

  • Cinco cucharadas de almendras picadas (50 g).
  • Dos cucharadas de yogurt (28 g).

Procedimiento

  1. Triturar las almendras.
  2. Mezclar junto con el yogur.
  3. Limpiar la cara.
  4. Aplicar la mascarilla en el rostro.
  5. Dejar actuar por 15 minutos.

Acné y enfermedades

El acné puede aparecer en diferentes partes del cuerpo. Según la zona, puede significar algunas afecciones de salud. Mejor con Salud las explica:

  • En la frente superior: de acuerdo con el sitio web, la medicina tradicional china explica que el acné en esta área del rostro está relacionado con problemas en el sistema digestivo y la vejiga.
  • Bajo la frente: según la medicina tradicional china el acné en esta zona puede indicar problemas del corazón.
  • En las orejas: puede significar problemas en el aparato renal, específicamente en los riñones. En algunas personas, aparecen granos grandes, que pueden causar dolor en las orejas.
  • Zona de los ojos y cejas: de acuerdo con los conocimientos de la medicina china esto podría indicar problemas del hígado.
  • Mejillas: puede revelar afecciones en los pulmones y el sistema respiratorio. En algunos casos el acné en esta zona puede estar relacionada con alergias, tabaquismo o asma.
  • A los lados de la barbilla: las lesiones cutáneas en esta parte del rostro pueden indicar problemas hormonales, causados por la menstruación y otras causas.