El aceite de oliva está en el listado de los alimentos que puede ayudar a reducir el colesterol. Foto: GettyImages.
El aceite de oliva extravirgen es un superalimento poderoso, ya que es rico en antioxidantes. - Foto: Gettyimages

vida moderna

Aceite de oliva: cinco beneficios que tiene su consumo para la salud

El aceite de oliva está catalogado como un superalimento.

Los superalimentos son aquellos que poseen una buena fuente de fibra, de vitaminas y minerales, y sus propiedades ayudan al cuerpo a protegerlo de diversas enfermedades. Estos productos también contienen un alto contenido de fitonutrientes y compuestos antioxidantes, como el betacaroteno, vitaminas A y E. Estos productos, en su mayoría, están compuestos por antioxidantes que permiten al cuerpo fortalecer el sistema inmune; ayudando a desintoxicarlo.

“El término ‘superalimento’ se acuñó en 1915 cuando apareció en el diccionario de Oxford como ‘a food considered especially nutritious or otherwise beneficial to health and well-being’ (un alimento considerado especialmente nutritivo o de alguna manera beneficioso para la salud y el bienestar)”, así lo explicó la health coach Beatriz Larrea, al portal de salud y belleza Glamour.

Los científicos de la Facultad de Medicina Lewis Katz, de la Universidad de Temple, en Filadelfia, Estados Unidos, realizaron un estudio en el que comprobaron que el aceite de oliva extravirgen, es un superalimento poderoso, ya que es rico en antioxidantes que brindan protección a las células y además aporta muchos beneficios para la salud en general.

De acuerdo con el estudio, este producto es efectivo contra el envejecimiento, previene las enfermedades cardiovasculares, ayuda a preservar la memoria y protege al cerebro del alzheimer. El estudio fue publicado en la revista Aging Cell y agrega que “el aceite de oliva extra virgen protege contra todo tipo de “síntomas” y enfermedades relacionadas con el envejecimiento, como las taupatías, que es una acumulación de proteína que lleva a la disminución de las funciones mentales o a la demencia”.

Pan de centeno con aceite de oliva
El pan de centeno con aceite de oliva puede ser un buen acompañamiento para el desayuno. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Con el paso del tiempo, los aceites vegetales se han posicionado como alimentos buenos para el organismo. Varios nutriólogos recomiendan su ingesta, ya que al ser naturales elevan los niveles de colesterol bueno y pueden actuar en contra de la hipertensión. Sumado a esto, líquidos como el aceite de oliva pueden contribuir y trabajar en la regulación del metabolismo lento, pues se considera como un producto versátil y de fácil acceso.

En relación con las grasas saludables, como el aceite de oliva, varios estudios llevados a cabo en distintos territorios europeos encontraron que la ingesta diaria de este alimento puede contribuir a disminuir el sobrepeso, una de las principales causas del metabolismo lento.

Es importante mencionar que el uso de este producto debe ir acompañado de una dieta rica en proteínas, carbohidratos en su estado natural, frutas y verduras, de la práctica de actividad física regular y del consumo de dos a tres litros de agua al día.

Beneficios del aceite de oliva

  • Controla el colesterol: este aceite contiene grasas saludables que aumentan los niveles del colesterol bueno. Además, estimulan la eliminación del colesterol malo, de esta manera, se reducen las probabilidades de tener algún tipo de problema cardiovascular.
  • Mantiene estables los niveles de glucosa: este aceite trae grandes beneficios para las personas que padecen de diabetes porque regula los niveles de azúcar en la sangre; así como la producción de insulina.
Aceite de oliva
El aceite de oliva es considerado como un superalimento. - Foto: Getty Images/iStockphoto
  • Controla el peso: otro de los grandes beneficios que tiene el aceite de oliva es que brinda una sensación de saciedad. Por ende, puede ayudar a disminuir algunas tallas, siempre y cuando se acompañe de una dieta sana y equilibrada y de la practica de actividad física.
  • Ayuda con la digestión: el aceite de oliva mejorará la actividad del aparato digestivo; ayudando a reducir el estreñimiento y la acidez que causan algunos alimentos. Además, acelera el metabolismo y calma la gastritis.
  • Fortalece el sistema inmune: este producto es una excelente opción para cocinar y ayuda a aumentar las defensas del cuerpo.