Acidez estomacal
La acidez estomacal es una afección que puede empeorar al acostarse. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Acidez: así se prepara un jugo de zanahoria y lechuga que ayuda a combatirla

Si esta incómoda afección es constante, se debe acudir al médico para determinar la causa.

La acidez es una sensación de ardor dolorosa en el pecho o la garganta. De acuerdo con Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, esta molestia ocurre de vez en cuando después de una comida, lo que genera varios episodios de reflujo.

La institución explica que la acidez ocurre cuando el ácido del estómago regresa hacia el esófago, el tubo que transporta la comida desde la boca hacia el estómago.

La mayoría de las personas pueden controlar la molestia con cambios en el estilo de vida y medicamentos recetados por el médico de cabecera. Sin embargo, si la acidez estomacal ocurre con regularidad, esta suele dañar el esófago y en algunos casos es causante de afecciones que requieren tratamiento riguroso.

Los factores de riesgo para el desarrollo del reflujo van desde consumir productos cítricos en exceso hasta tener sobrepeso o estar en embarazo, según Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

La entidad también advierte que consumir alimentos como comidas picantes, cebollas, productos a base de tomate, alimentos fritos o grasos, la menta, el chocolate, las bebidas alcohólicas, carbonatadas, café u otras bebidas con cafeína y las comidas abundantes o grasas, pueden aumentar el riesgo de desencadenar una acidez estomacal.

Actualmente, existen algunos consejos con los que es posible evitar la acidez estomacal. Por ejemplo, la revista UnCOMO, publicada a través del portal Mundodeportivo, indicó que un zumo de zanahoria y lechuga puede ayudar a controlar y combatir está afección.

La zanahoria aporta vitamina A al organismo, un nutriente que interviene en la terapia contra las úlceras. En cuanto a la lechuga, gracias a su contenido de fibra puede contribuir a aliviar los malestares estomacales, dependiendo, la recepción de cada persona a este alimento.

UnCOMO explica que para preparar un zumo con ambos ingredientes se requiere: una zanahoria, tres hojas de lechuga romana y un cuarto de taza de agua.

Procedimiento:

1. Pelar la zanahoria y picarla en trozos.

2. Lavar las hojas de lechuga para eliminar las bacterias que vengan del exterior.

3. Poner todos los ingredientes en la licuadora y procesar.

4. Una vez se haya formado una mezcla homogénea, pasar el líquido por un colador.

5. Beber en ayunas durante una semana para notar la mejoría.

La acidez estomacal es una sensación de ardor en el pecho o la garganta. Foto: Getty Images.
La acidez estomacal es una sensación de ardor en el pecho o la garganta. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

Además del consumo de la bebida anterior, el portal especializado Salud180 listó otros consejos para tener en cuenta y prevenir la acidez estomacal:

  • Comer un plátano al día: también conocido como banano, es una fruta que se caracteriza por su contenido elevado de potasio, el cual ayuda a equilibrar el pH gástrico y a proteger el revestimiento del estómago.
  • No saltarse las comidas: comer a deshoras puede provocar daños en el sistema digestivo a largo plazo, además, es importante comer menos porciones en las comidas para no perjudicar la digestión de los alimentos.
  • Beber agua: si se puede tomar entre 8 y 10 vasos diarios. Es una de las prácticas más importantes para mantener hidratado el organismo y con ello, digerir y absorber eficientemente los nutrientes de los alimentos y las bebidas.
  • Masticar adecuadamente los alimentos: cuanto más se mastica más nutrientes se absorben. Por medio de la masticación se equilibran los niveles de acidez y se disfruta más de los sabores de la comida. Se aconseja que se mastique 30 veces cada alimento.
  • Evitar alimentos fritos: Medline Plus, señaló que algunas comidas y bebidas pueden desencadenar la acidez estomacal en algunas personas, entre ellas los fritos. También es mejor evitar los que poseen muchos conservantes o mucho picante.