Inflamación en el dedo gordo del pie (gota)
La gota se presenta principalmente en los hombres mayores. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Ácido úrico elevado: estas son las frutas que se deben evitar si se padece la enfermedad

La edad y el sexo son factores de riesgo para que los niveles de este compuesto se eleven.

La hiperuricemia es un exceso de ácido úrico en la sangre, el cual se forma durante la descomposición de purinas que se encuentran en ciertos alimentos y también las produce el cuerpo, de acuerdo con Mayo Clinic.

Una vez producido, la sangre transporta el ácido úrico y este pasa por los riñones, donde la mayor parte se filtra y se convierte en orina.

Además, según la entidad sin ánimo de lucro, aproximadamente una de cada cinco personas tiene un nivel de ácido úrico alto. Esto puede estar relacionado con crisis de gota o el desarrollo de cálculos renales y la mayoría de las personas con niveles de ácido úrico altos no tiene ningún síntoma ni problemas relacionados.

Los motivos que pueden causar esta disminución en la eliminación del ácido úrico incluyen consumir alimentos pesados, tener sobrepeso, padecer diabetes, tomar determinados diuréticos (a veces llamados ‘píldoras de agua’) y beber demasiado alcohol. Otras causas menos frecuentes son una dieta rica en elementos que contienen purinas o el hecho de que el cuerpo produzca demasiado ácido úrico.

Asimismo, algunos de los factores que pueden aumentar el nivel de ácido úrico en la sangre son los siguientes:

  • Diuréticos (diuréticos para la retención de agua).
  • Tomar demasiado alcohol.
  • Genética (tendencias heredadas).
  • Hipotiroidismo (tiroides hipoactiva).
  • Medicamentos inmunodepresores.
  • Niacina o vitamina B3.
  • Obesidad.
  • Psoriasis.
  • Dieta rica en purinas: hígado, carne picada, anchoas, sardinas, salsa espesa, frijoles secos y guisantes, champiñones y otros alimentos.
  • Insuficiencia renal (incapacidad de los riñones de filtrar desechos).
  • Síndrome de lisis tumoral (una liberación rápida de células en la sangre que provocan ciertos tipos de cáncer o la quimioterapia que se utiliza para tratarlos).

En ese sentido, el portal Vitónica resaltó que ninguna fruta está prohibida si se padece esto, incluido el tomate, del que se creía que era malo para esta afección. Al contrario, es una fuente de fibra y vitamina C, y un alto contenido acuoso que contribuye a una hidratación adecuada.

Estas son las frutas que ayudan a controlarlo

Mejorar la condición de salud mediante la reducción de ácido úrico está muy relacionado con la dieta que las personas manejen. Hay algunas frutas que por sus propiedades y componentes son ideales para mantener a raya este padecimiento:

Alimentos

Las fresas son una de las mejores frutas para reducir los niveles de ácido úrico, gracias a sus múltiples propiedades, ya que tienen la capacidad de neutralizar este compuesto químico del organismo. Pueden consumirse en fruto a mediante jugo o batido.

Estas frutas son ricas en vitamina C y otros nutrientes indispensables para el correcto funcionamiento del organismo, por lo que no solo son buenas para el ácido úrico, sino también, por ejemplo, para mejorar la salud de la piel. Las frambuesas y otros frutos rojos también ayudan en el propósito de reducir el mencionado ácido.

La manzana también hace parte del grupo de frutas buenas para cumplir con este propósito. Esta además de ayudar a neutralizar las purinas, también es beneficiosa para la eliminación de líquidos y toxinas del cuerpo, lo que favorece la expulsión del ácido mediante la orina.

Las cerezas son otra opción. Gracias a que contienen flavonoides antocianinas ayudan a regular los niveles de ácido úrico. Esta fruta cuenta con propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducir el dolor producido por los ataques de gota. Al igual que las manzanas, estas frutas facilitan la eliminación de toxinas y previenen la retención de líquidos.

Dado que, según los expertos, la vitamina C es buena para combatir el ácido úrico, hay varias frutas cítricas que pueden ayudar a cumplir este objetivo. Dentro de ellas se encuentran las naranjas, mandarinas, toronjas, limas y limones. Son frutas que tienen propiedades diuréticas que ayudan a eliminar toxinas del organismo.

A este listado se suman los arándanos, que también cuentan con un alto contenido en vitamina C y antocianinas, así como una larga lista de propiedades. Pueden consumirse directamente o en jugos, pues sus propiedades son ideales para mejorar las condiciones de quienes padecen gota.