salud

Alergias: las mejores infusiones naturales para aliviarlas

La cúrcuma ayuda a retardar la aparición de los síntomas provocados por la temporada de alergias, al actuar como un antihistamínico natural.


Las reacciones inmunitarias afectan a gran parte de la población durante la temporada de alergias, la cual ocurre generalmente entre septiembre y los primeros meses del año.

Los síntomas de las alergias estacionales son típicos y pueden confundirse con el resfriado común. La alergia es una reacción de defensa del sistema inmunológico a los alérgenos. La más común de las afecciones es la que puede surgir como reacción a los ambientes fríos o por el consumo de alimentos que provocan intolerancias, en ese caso se trata de rinitis no alérgica.

Por otra parte, está la rinitis alérgica, la cual se produce al inhalar sustancias que desencadenan alergias, como el polvo, el polen y algunos productos químicos.

Se estima que cerca del 8 % de los adultos en Estados Unidos experimentan algún tipo de rinitis alérgica, según la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI). Entre el 10 % y el 30 % de la población mundial también puede padecer rinitis alérgica.

Resfriado común
Las personas afectadas a menudo experimentan síntomas como estornudos repetitivos, tos, picazón en los ojos y lagrimeo constante, así como hormigueo y secreción nasal. - Foto: Getty Images

Las personas afectadas a menudo experimentan síntomas como estornudos repetitivos, tos, picazón en los ojos y lagrimeo constante, así como hormigueo y secreción nasal. Algunos incluso tienen dolores de cabeza, insomnio, irritabilidad y disminución del apetito.

El portal especializado en salud y bienestar Healthline señala que cuando el cuerpo entra en contacto con un alérgeno libera histamina, que es una sustancia química natural que defiende al organismo del alérgeno. Este químico puede causar rinitis alérgica y sus síntomas incluyen picazón en los ojos, secreción nasal y estornudos.

Infusiones para las alergias

Cúrcuma

  • La cúrcuma es ampliamente reconocida por sus efectos antiinflamatorios.
  • Ayuda a retardar la aparición de los síntomas provocados por la temporada de alergias al actuar como un antihistamínico natural.

Modo de uso:

  • Se puede incluir cúrcuma en los platos favoritos.
  • También se puede tomar como infusión: una cucharadita de cúrcuma en agua caliente, hasta dos veces al día.

Té rojo

Jengibre

  • Las virtudes del jengibre son numerosas y se utilizan a menudo para combatir las náuseas.
  • Los tés que contienen jengibre son un excelente antihistamínico natural y una infusión que ayuda a reducir la inflamación de la mucosa nasal.

Modo de uso:

  • Primero, agregar una cucharadita de la raíz rallada en agua caliente.
  • Dejar reposar y consumir hasta dos veces al día.
  • También se puede incorporar en batidos y bebidas naturales.

Bayas

  • La quercetina también se encuentra en las bayas. Por lo tanto, una infusión de arándanos es una infusión excelente para reducir los síntomas estacionales.

Té de menta

  • Los tés de menta actúan como descongestionantes.
  • Disminuyen la secreción de enzimas antiinflamatorias como las histaminas, que son la causa de reacciones inmunes contra los alérgenos.

Toronjil

  • El toronjil, parte de la familia de la menta, es una hierba aromática con fragancia de limón.
  • Las infusiones de hierbas con toronjil alivian los dolores de cabeza y los síntomas respiratorios asociados con la temporada de alergias, además de promover la relajación.

Regaliz

  • Las raíces de regaliz son famosas por sus efectos antihistamínicos y antiinflamatorios.
  • Una infusión de té de hierbas con regaliz ayuda con la picazón en la nariz.

Té verde

  • El té verde es un antioxidante rico en quercetina, un compuesto vegetal que promueve la protección antiinflamatoria contra los alérgenos.
  • Es la quercetina la que le da al té verde su pigmentación y ayuda a bloquear las reacciones inmunes causadas por el polen, el polvo y el pelo de los animales.

Modo de uso:

  • Primero, poner una cucharada de té verde en agua caliente.
  • Dejarlo reposar hasta que se concentre bien.
  • Consumirlo hasta dos veces al día.
  • También ingerirlo en extractos o comprimidos.