Tendencias
Gas, gases, flatulencia, diarrea, problema digestivo, baño, estreñimiento
Ninguna persona está exenta a sufrir de estreñimiento. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Alimentos prohibidos si se padece de estreñimiento

Algunas frutas, como la papaya, tienen propiedades laxantes que contrarrestan esta afección.

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos MedlinePlus explica que una persona con estreñimiento es aquella que tiene menos de tres evacuaciones en la semana, y sus heces son duras y con un aspecto grumoso.

“Aunque el estreñimiento ocasional es muy común, algunas personas experimentan estreñimiento crónico que puede interferir en su capacidad de realizar sus tareas diarias”, explica la Clínica Mayo.

Esta afección se ve asociada con la mala alimentación, la falta de ejercicio, y el poco consumo de agua. Existen otros factores que se perciben saludables y no los son, ya que no contrarrestan el estreñimiento, por ejemplo.

Este es el caso del arroz blanco, la carne roja, el plátano verde y las papas fritas, alimentos que aunque tienen propiedades no son buenos para la digestión.

Arroz blanco

El arroz blanco es uno de los mejores acompañantes de las comidas principales, gracias a su sabor y técnica de preparación, sin emabrgo, su alta ingesta puede ser contraproducente para quienes tienen diabetes o buscan perder peso.

Lo anterior no quiere decir que se opaquen los beneficios de sus componentes como la vitaminas y minerales, sino que su consumo frecuente puede hasta obstruir la digestión. Entre tanto, en el mercado existen otras opciones como el silvestre, o tal vez, el integral, que al pasar por ciertos procesos se consideran más saludables que el blanco. Esto se puede consultar con un nutricionista antes de un consumo regular.

Arroz / cuchara / cocina
El arroz es rico en fibra, pero su cantidad se diferencia en si es blanco o integral. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

La carne roja

La Organización Mundial para la Saluds (OMS) menciona que 22 expertos de 10 países concluyeron que el consumo de carne roja se ve relacionado con el cáncer colorrectal.

Por ejemplo, la carne procesada posiblemente es cancerígena por lo “que cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%”.

Cuando se habla de carne procesada se describe aquella en la que sus procesos transforman su sabor y conservación, como la ahumada, el curado, entre otros. En este grupo se distinguen las salchichas, el jamón y la salsa de carne.

Alimentos azucarados

El alto consumo de azúcar puede incrementar la glucosa en el torrente sanguíneo generando hiperglucemia, una afección que se relaciona con los pacientes que son diagnosticados con diabetes.

La National Institutes of Health, asegura que el consumo de azúcar es uno de los factores que más influye en el sobrepeso y/o la obesidad. Asimismo, precisa que el cuerpo obtiene glucosa al descomponer los alimentos como las proteínas y carbohidratos, por lo que sugiere no aumentarla a través de alimentos azucarados.

“En 2016, más de 1900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso, de los cuales, más de 650 millones eran obesos”, precisa la OMS.

Foto de referencia de salchichas, hamburguesas, papas fritas y ensaladas
Foto de referencia de salchichas, hamburguesas, papas fritas y ensaladas - Foto: Getty Images

Las papas fritas

La importancia de evitar este tipo de alimentos en una dieta equivale a las probabilidades de tener un ataque cardíaco o accidente cardiovascular, debido a que la alta ingesta de grasas no saludables se depositan en las paredes de las arterias, acechando las funciones del corazón.

Entre la lista de alimentos que hacen parte de las grasas trans, se encuentran la mantequilla, el aceite de coco, la manteca de cacao, la salsa de crema de leche, entre otros.

El consumo de sal

De acuerdo con la OMS, la sal “es la principal fuente de sodio en nuestra alimentación”; sin embargo, su alto o bajo consumo puede provocar problemas en la salud.

Por ejemplo, el consumo de sodio por debajo de los 5 gramos al día puede disminuir la tensión arterial, explica la organización internacional, precisando que esto también contribuye en la reducción del riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, y a su vez, dañar una buena digestión.