vida moderna

Alzheimer: alimentos que se deben evitar para prevenir la enfermedad, según expertos

Ciertos factores en el estilo de vida podría retrasar o prevenir un tercio de los casos de demencia en todo el mundo.


La alimentación es la puerta de entrada para determinar una buena salud y está demostrado que la dieta es un factor clave a la hora de cuidad el cerebro y la salud del sistema cognitivo de las personas.

Esta recomendación está más vigente, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió recientemente que el número de personas con demencia está aumentando rápidamente. De hecho, esta enfermedad es considerada como una epidemia, debido a la velocidad con la que han aumentado los diagnósticos en los últimos años.

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia, con un 60 a 70 por ciento de los casos reportados a nivel mundial. Igualmente, esta enfermedad, que es de tipo progresivo, implica la pérdida de memoria, así como el deterioro de otras funciones cognitivas.

Un informe de la revista de salud Lancent encontró que ciertos factores en el estilo de vida podrían retrasar o prevenir un tercio de los casos de demencia en todo el mundo. Entre ellos se incluyó la alimentación destacando que una dieta rica en verduras de hoja verde, cereales integrales, pescado y aves ayudaba a reducir las probabilidades de deterioro cognitivo, sintetiza en un artículo el portal web Business Insider, de España.

La investigación resalta que alimentos propios de una dieta conocida como MIND, abreviatura de Intervención Mediterranea-DASH para el retraso neurodegenerativo, la cual entremezcla las dietas mediterránea y DASH.

Otro estudio centrado en casi 1.000 personas de edad avanzada encontró que esta dieta parecía reducir el riesgo de Alzheimer en un 35 % en aquellos que la siguieron moderadamente y en un 53% en las personas que lo siguieron más ampliamente.

La revista digital de salud Eat This consultó a las doctoras Christine Bishara y Amber O’Brien para precisar qué alimentos presentan el mayor riesgo de desencadenar Alzheimer.

Cereales azucarados y dulces industriales:

De acuerdo con la explicación de las especialistas, uno de los alimentos que más contribuye a esta patología son los cereales azucarados.

Según la doctora Bishara existe cierta relación entre el estómago y el cerebro que puede conducir al desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. “La disminución de la diversidad intestinal y el aumento de la inflamación, creemos que tienen vínculos importantes con el desarrollo de la demencia de Alzheimer”, afirma.

Sostiene Bishara que los cereales azucarados, especialmente los no orgánicos, contienen glifosato, un pesticida común que se rocía en los cultivos de maíz. “Se ha demostrado que produce una alteración en el microbioma intestinal”, apunta la experta.

Refrescos dietéticos

“Los refrescos dietéticos con todos sus edulcorantes artificiales también alteran el intestino y disminuyen su diversidad”, afirmó la especialista Bishara, a la vez que explicó que la única excepción es la estevia, que es un edulcorante natural, pero aún así recomienda limitarlo ya que no se conocen los efectos a largo plazo sobre el organismo.

Por otro lado, como ha demostrado la ciencia, una ingesta excesiva de bebidas azucaradas aumenta las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2, lo que a su vez dispara las posibilidades de padecer Alzheimer.

Exceso de carbohidratos:

“Las personas que consumen en exceso alimentos con almidón, como pan, pasta y arroz también tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer”, señala O’Brien.

Una investigación centrada en personas mayores descubrió que aquellas que consumían más del 58% de sus calorías diarias en forma de carbohidratos tenían casi el doble de posibilidades de padecer deterioro mental leve y demencia.

Explica la doctora O’Brien que los carbohidratos simples al ser procesados pierden su fibra y otros nutrientes mientras que solo queda en ellos el almidón. Una forma más saludable de comer estos alimentos es optar por la versión integral de pan, pastas y arroces.