vida moderna

Según estudio, la práctica deportiva ayuda a personas mayores en la memoria episódica

La investigación fue dirigida por psicólogos de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos.


La memoria episódica es la que está relacionada con los recuerdos, y según un estudio publicado en Communications Medicine, “hacer ejercicio tres veces por semana durante al menos cuatro meses es lo que se necesita para obtener estos beneficios”, señala el portal Infasalus.

“Los investigadores han analizado 1.279 estudios, de los cuales, 36 han reunido los criterios específicos sobre este tema y, posteriormente, han confirmado que el ejercicio benefició a la memoria de las personas mayores”, destacó el mencionado portal.

“Cuando combinamos y fusionamos todos estos datos, nos permite examinar a casi 3.000 participantes. Cada estudio individual es muy importante: todos contribuyen a la ciencia de manera significativa”, afirmó la autora principal del estudio Sarah Aghjaya.

Gracias al estudio, los investigadores determinaron que la práctica de una actividad deportiva ayudaba a tener una mejor memoria episódica, además, el estudio le dio luces a los investigadores para “responder preguntas más específicas sobre quién se beneficia y cómo”.

“Descubrimos que hubo mayores mejoras en la memoria entre las personas de 55 a 68 años en comparación con las de 69 a 85 años, por lo que intervenir antes es mejor. El equipo también encontró los mayores efectos del ejercicio en aquellos que aún no habían experimentado ningún deterioro cognitivo, y en estudios en los que los participantes hacían ejercicio de forma constante varias veces a la semana”, destacó Aghjaya.

La investigación de los psicólogos de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, identificó que el ejercicio deportivo “genera actividad en el lóbulo temporal medial y en la corteza prefrontal, donde el cerebro forma este tipo de recuerdos a pesar de que los almacena en el hipocampo”, señaló Caracol Radio.

Los expertos también explicaron que la memoria episódica es la más vulnerable en el deterioro neurológico, la cual se desarrolla en la niñez, cuando se llega a la edad adulta llega a su máxima expresión y con el envejecimiento se va perdiendo, aunque esto no ocurre en todos los casos, advirtieron los investigadores.

“Asimismo, una alimentación saludable significa que debe aportar todos los nutrientes importantes y la energía que cada persona necesita para mantenerse sana”, explicó Agustina Murcho, licenciada en Nutrición y especialista en Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA), en palabras recogidas por el portal La Arena.

La especialista destacó que en la alimentación “no pueden faltar los hidratos de carbono, indispensables para tener energía, realizar actividades y nutrir al músculo y al cerebro con glucosa”. Estos se encuentra en granos, cereales, pan, choclo, legumbres y quinoa.

La función principal de la memoria episódica “es permitir que las personas aprovechen las lecciones aprendidas de experiencias pasadas para adquirir nuevos conocimientos que les puedan servir en el presente y también en el futuro”, resalta el portal Colombia Eseuro.

La memoria episódica es la “encargada de procesar y almacenar la información autobiográfica de cada uno y, en concreto, aquella faceta de las propias vivencias que puede ser expresada en palabras o en imágenes”, así lo señala el sitio web Psicologia y mente.

Además, el mencionado portal explica que esta memoria “es el conjunto de procesos psicológicos superiores que crea recuerdos narrativos acerca de la propia vida, aquello por lo que se ha pasado”.

En Psicologia y mente señalan que “los tumores cerebrales, las isquemias en el encéfalo, la encefalitis en alguna de sus variedades y un gran número de trastornos neurológicos graves, como el síndrome de Korsakoff o encefalopatías espongiformes que van agujereando los tejidos del sistema nervioso, son algunos trastornos que dañan la memoria episódica.