ejercicio

Aminoácidos: su importancia para el aumento de la masa muscular

La carne, el pescado y los huevos son buena fuente de aminoácidos.


Los aminoácidos son moléculas que se combinan para formar proteínas. Se pueden considerar vitales para el organismo, por lo que se deben mantener unos niveles adecuados para que el cuerpo se mantenga saludable.

Cuando las proteínas se digieren o se descomponen, los aminoácidos se acaban, precisa la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. El cuerpo humano utiliza aminoácidos para producir proteínas que ayudan a descomponer los alimentos, crecer, reparar tejidos corporales y llevar a cabo muchas otras funciones corporales. También los usa como una fuente de energía.

Hay 22 tipos de aminoácidos, de los cuales 10 se clasifican como esenciales porque el cuerpo no los produce. Se trata de la metionina, lisina, fenilalanina, treonina, triptófano, leucina, isoleucina, histidina, arginina y valina, los cuales se obtienen necesariamente de la dieta o de suplementos, de acuerdo con una publicación del diario español Mundo Deportivo.

En la dieta, se encuentran en fuentes como la carne, el pescado y los huevos. Sin embargo, las concentraciones son variables, por lo que es posible que en algún momento no se obtengan las cantidades que el cuerpo requiere y sea necesario recurrir a los suplementos.

Los aminoácidos pueden aportar beneficios para el sistema inmune, el aspecto de la piel, el cabello y las uñas, las articulaciones, pero también son clave cuando se trata de ganar masa muscular.

Información del portal NutriSport, de España indica que el desgaste de los músculos al hacer ejercicio físico debe ser recompensado con aporte adecuado de proteína y aminoácidos. Si no es así, la regeneración muscular post entrenamiento no se podría dar, originando el llamado catabolismo, que se asocia con la pérdida de masa muscular, pues el organismo al no recibir las proteínas necesarias, se alimenta de los propios tejidos.

Por ello es importante aportar con la dieta los aminoácidos necesarios. Normalmente los que son esenciales se utilizan para la ganancia y recuperación de masa muscular, mejorar el sistema inmune y disminuir la fatiga muscular.

¿Cuál es el mejor para ganar masa muscular?

De acuerdo con los expertos, los mejores para aumentar masa muscular son los aminoácidos Branched Chain Aminoacids (BCAAs), que en realidad no es uno, sino una ramificación y representan más de 30 % de la masa muscular. Los BCAAs están formados por valina, leucina e isoleucina y cada uno de ellos juega un papel determinante.

Foto de referencia sobre carne
La carne es uno de los alimentos de los que más se pueden obtener aminoácidos. - Foto: Getty Images

La leucina, por ejemplo, es un estimulante de la síntesis de la proteína, por lo tanto, acelera que el músculo crezca. Es el principal aminoácido, puesto que es necesario para que los otros se activen correctamente, precisa la publicación de Mundo Deportivo.

La isoleucina, por su parte, cumple su papel en la síntesis de las proteínas. Además, aumenta la absorción de la glucosa, razón por la cual aumenta la cantidad de energía disponible y, en consecuencia, también incrementa el nivel de carga que el cuerpo puede soportar. A nivel práctico esto se traduce en más resistencia, mejor trabajo y aumento de la masa muscular.

Por su parte, la valina no solo cumple una gran función a la hora de aumentar el músculo, sino que es esencial para su reparación cuando una persona ha terminado el ejercicio físico. Por otro lado, se relaciona con los niveles de glucosa y con el funcionamiento del sistema nervioso. No obstante, para que pueda funcionar correctamente es necesario que se combine con la isoleucina y la leucina, tal y como sucede con los BCAA.

En general, la mejor forma de obtener estos aminoácidos es a través de la dieta, consumiendo carne roja, carne de pollo, pescado, mariscos, lácteos y huevos. En el caso de seguir una dieta vegetariana, los BCAA pueden encontrarse en la soja, alubias, lentejas, trigo entero o en los frutos secos. Otra alternativa son los suplementos y proteínas de suero. Sin embargo, lo ideal, según los especialistas, es que sean los alimentos los que los aporten.