salud

Los aminoácidos esenciales para el cuerpo que no pueden faltar en la dieta

Los aminoácidos son los componentes básicos de las proteínas y el cuerpo necesita de 20 para crecer y funcionar correctamente.


Los aminoácidos son moléculas que se combinan para formar proteínas, estos son clave en el desarrollo y mantenimiento de la vida.

Cuando las proteínas se digieren o se descomponen, los aminoácidos se acaban, precisa la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. El cuerpo humano utiliza aminoácidos para producir proteínas que ayudan a descomponer los alimentos, crecer, reparar tejidos corporales y llevar a cabo muchas otras funciones corporales. El cuerpo también puede usar los aminoácidos como una fuente de energía.

De acuerdo con expertos, a pesar de que que el cuerpo humano está compuesto de aproximadamente 250.000 proteínas distintas, éstas solo lo están de 20 aminoácidos, de los cuales el cuerpo es capaz de producir once. Los otros nueve pueden ser sintetizados en el organismo.

Clasificación

Los aminoácidos se clasifican en tres grupos: esenciales, no esenciales y condicionales. Un aminoácido esencial es aquel que el organismo no sintetiza por sí mismo y, por esto, debe obtenerlo a través de los alimentos, explica el portal Webconsultas, revista de salud y bienestar.

Los aminoácidos esenciales son: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina. Estos aminoácidos pueden encontrarse repartidos en muchos alimentos; sin embargo, según los expertos, lo importante es incorporar estos nueve aminoácidos de manera simultánea, y esta no es una tarea fácil debido a que la mayoría de alimentos no disponen de todos los aminoácidos esenciales en suficiente cantidad.

Cuando un alimento posee todos los aminoácidos esenciales y en una cantidad considerable, se dice que contiene proteína de alto valor biológico, según Webconsultas, que indica que la proteína considerada de mejor calidad es la que se encuentra presente en el huevo, y a la que se le denomina albúmina. Esta no solo contiene todos los aminoácidos esenciales para el cuerpo, sino que, además, es fácil de conseguir y de digerir por el organismo.

“El consumo de mínimas cantidades de aminoácidos esenciales es necesario para el mantenimiento de la vida. Las recomendaciones establecen que es preferible un pequeño consumo diario y repartido de estos nutrientes antes que concentrar su ingesta en días concretos. Los requerimientos hablan de entre 20 a 150 miligramos de cada aminoácido”, menciona el artículo de la citada fuente.

De acuerdo con el portal Salud Digital, los alimentos de origen animal tienen proteínas de alto valor biológico y le aportan al organismo todos lo aminoácidos esenciales y algunos de ellos son: cerdo, pollo, ternera, salmón, mero, atún, sardinas, leche y sus derivados (especialmente el queso) y el huevo (especialmente la clara).

De acuerdo con un artículo publicado por la BBC, alimentos como las carnes magras, los huevos, la leche y sus derivados contienen los nueve aminoácidos esenciales y también los once no esenciales que requiere el organismo para funcionar correctamente.

Por su parte, los alimentos de origen vegetal también son muy importantes en el aporte de aminoácidos esenciales. Muchos de ellos los contienen todos y en el listado se incluyen: garbanzo, soya, quinoa, amaranto, semillas de cáñamo y pistachos.

En general, la dieta para alcanzar las proteínas que requiere el cuerpo debe ser saludable e incluir frutas, verduras, cereales integrales, frutos secos, semillas, proteínas animales y vegetales y grasas saludables. Esto es ideal para que el organismo funcione de manera adecuada.

¿Qué funciones cumplen los aminoácidos esenciales?

Los aminoácidos esenciales cumplen con diversas funciones claves para el cuerpo. Por ejemplo, la fenilalanina ayuda a crear otros aminoácidos como la tirosina, la cual se usa para ayudar a producir neurotransmisores como la dopamina, conocida como la hormona de la felicidad, precisa el portal Food Unfolded.

La treonina desempeña un papel importante en el mantenimiento de una piel y dientes sanos; mientras el triptófano es fundamental para la producción de serotonina, la cual ayuda a regular el apetito, el sueño, el estado de ánimo y el dolor, y también actúa como un sedante natural.

La metionina ayuda al cuerpo con el metabolismo y la desintoxicación; la lisina es responsable del crecimiento y la reparación de los músculos; la histidina ayuda a facilitar el crecimiento, la formación de células sanguíneas y la recuperación de tejidos y la leucina es fundamental para la síntesis de proteínas y la reparación muscular.

Por último, la isoleucina está muy concentrada en el tejido muscular y tiene un papel vital en el metabolismo muscular, la función inmunológica, la producción de hemoglobina y la regulación de la energía.