salud

¿Bañarse a diario es malo para la salud? Esto afirma Harvard

Según un experto de Harvard, el baño debe durar entre tres y cuatro minutos, dando prioridad a limpieza de la ingle y las axilas.


La higiene personal es una de las formas más adecuadas de cuidar el cuerpo y mantener un aspecto físico saludable. De este modo, para combatir los gérmenes y virus externos, es importante incrementar a la rutina diaria prácticas básicas como lavarse las manos, bañarse, cepillarse los dientes, etc. Cuando estas acciones se dejan de hacer, lo más probable es que el organismo pueda contraer distintas enfermedades.

Sin embargo, un experto de la Universidad de Harvard reveló que bañarse a diario podría afectar la salud, ya que al hacerlo todos los días podría eliminar el equilibrio de las bacterias buenas, generar una piel seca que se pueda irritar con facilidad, producir distintas infecciones y alergias, y los jabones que comúnmente se utilizan podrían desaparecer las bacterias nativas.

Robert H. Shmerling, miembro actual de la Facultad de Medicina de Harvard y editor sénior de la Harvard Health Publishing, explicó que “la piel normal y sana mantiene una capa de grasa y un equilibrio de bacterias ‘buenas’ y otros microorganismos, que son eliminados al lavar y restregar, especialmente si el agua está caliente”.

Del mismo modo, Shmerling destaca que este hábito puede afectar el sistema inmunológico, ya que la limpieza absoluta no le permite trabajar ni fortalecerse como debe ser. De hecho, “algunos pediatras y dermatólogos no recomiendan los baños diarios para los niños”.

En este sentido, el experto asegura que el sistema inmune requiere de la estimulación de la suciedad para crear anticuerpos protectores, y es por ello que el baño diario puede llegar a reducir la capacidad del este sistema para cumplir con sus funciones. Los especialistas recomiendan a las personas bañarse esporádicamente y reemplazar el baño diario por un baño varias veces a la semana que dure entre tres y cuatro minutos, “dando prioridad a limpiarse bien la ingle y las axilas”.

En conclusión, el médico investigador de Harvard afirma que limpiar en exceso el cuerpo quizás no es un problema de salud preocupante. Sin embargo, “las duchas diarias no mejoran su salud, pueden causar problemas en la piel u otros problemas de salud y, lo que es más importante, desperdician mucha agua. Además, los aceites, perfumes y otros aditivos de los champús, acondicionadores y jabones pueden causar sus propios problemas, como reacciones alérgicas”.

Ahora bien, cabe mencionar que el experto hace hincapié sobre los beneficios que otorga el baño diario, pues según Shmerling este hábito evita las preocupaciones por el olor corporal y aunque esto varía entre las culturas, para muchas personas es importante oler bien para poder generar vínculos sociales. Así mismo, indica que esto también ayuda a despertar el cuerpo y estar más activo, al igual que eliminar el sudor que se da en las noches o que se genera con una rutina de ejercicio.

También le puede interesar:

Consejos para bañarse correctamente

  • Bañarse con agua muy caliente es perjudicial para la piel, ya que se la puede quemar o resecar. Es por ello que lo ideal es bañarse con agua fría o tibia para estimular la circulación del organismo.
  • Por salud y cuidado ambiental, el baño no debe durar más de cinco minutos, pues de esta manera se podrá ahorrar agua y este tiempo es suficiente para limpiar todas las partes del cuerpo.
  • Después del baño, es importante hidratar la piel para prevenir la resequedad en distintas zonas del cuerpo.