Tendencias
Hemorroides
Una de las razones por las cuales aparecen las hemorroides es el estreñimiento. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

Hemorroides externas: ¿cómo desinflamarlas rápidamente y de manera natural?

Estas afecciones pueden resultar por estreñimiento o esfuerzo durante las deposiciones.

Las hemorroides se han convertido en una afección muy común para millones de personas. Se trata de estructuras venosas situadas en el canal anal, que por diversas razones pueden dilatarse e inflamarse convirtiéndose en varicosidades, que pueden resultar muy dolorosas y molestas para el paciente.

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos indica que las hemorroides pueden ser causadas por esfuerzo durante las deposiciones, estreñimiento, sentarse durante períodos de tiempo prolongados, especialmente en el baño y algunas enfermedades como la cirrosis.

Estas venas varicosas pueden ser internas o externas. Las primeras se presentan justo dentro del ano, donde comienza el recto. Cuando son grandes, pueden salirse y el problema más común es que pueden presentar sangrado durante las deposiciones.

En el caso de las hemorroides externas, ocurren por fuera del ano y pueden causar dificultad para limpiar la zona después de una deposición. Si se forma un coágulo de sangre en una hemorroide externa, puede ser muy doloroso, cita la mencionada fuente.

En la aparición de las hemorroides destacan factores como el estilo de vida y la alimentación.
En la aparición de las hemorroides tiene mucho que ver con la alimentación y el estreñimiento. - Foto: Getty Images

Los síntomas más comunes en este tipo de hemorroides, según el instituto de investigación Mayo Clinic, son picazón o irritación en la zona anal, dolor o molestia, hinchazón alrededor del ano y sangrado. Si bien em muchas oportunidades se requiere de un tratamiento médico, dependiendo de la condición, también hay otras en las que se pueden aliviar con remedios naturales. Estos son algunos de ellos.

Sábila

Al gel de aloe vera se le reconoce por sus propiedades antiinflamatorias, las cuales pueden ayudar a reducir la irritación. “Aunque no existe suficiente evidencia clínica relacionada con la efectividad del gel de aloe vera para las hemorroides, el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrada (NCCIH, en inglés) lo clasifica como muy seguro para el uso tópico”, precisa el portal Healthline.

La idea es utilizar este producto fresco y puro para evitar posibles reacciones negativas en su uso. También hay personas que pueden ser alérgicas a la sábila, por lo que es importante probar en la piel de otra parte del cuerpo y esperar de 24 a 48 horas para validar su reacción y dependiendo de ella será seguro o no usarlo en las hemorroides.

Baños tibios

Los baños tibios pueden ayudar a aliviar la irritación. Se pueden realizar baños de asiento, utilizando un recipiente plástico que quepa dentro del sanitario o tomando un baño de cuerpo completo en la tina. De acuerdo con Harvard Health, tomar un baño tibio durante 20 minutos después de cada evacuación intestinal puede resultar muy efectivo y si se agregan sales de Epsom a la tina los beneficios serán mayores.

Té de castaña de Indias

A esta planta se le atribuyen “propiedades antiinflamatorias, vasoconstrictoras y antitrombóticas, por lo que aumenta la resistencia de las venas y disminuye la permeabilidad y la fragilidad capilar, activando la circulación sanguínea y favoreciendo el retorno venoso, previniendo no solo la aparición de hemorroides, sino también de , varices y tromboflebitis”, asegura el portal de bienestar y salud Tua Saúde. Se puede preparar un té y consumirlo tibio dos o tres veces al día.

Compresas frías

Uno de los remedios caseros que puede ayudar a aliviar las hemorroides externas son las bolsas de hielo o compresas frías, las cuales pueden reducir la hinchazón. La recomendación es siempre aplicar el hielo envuelto en una toalla de tela o de papel para evitar afectaciones en la piel.

Consejos para prevenirlas

Según el portal Cinfasalud, de España, se pueden tener en cuenta algunas recomendaciones para prevenir y manejar estas inflamaciones cuando se presentan.

- Hábitos saludables en el baño: No se debe reprimir el deseo de evacuar y lo ideal es permanecer el tiempo que sea necesario en el baño.

- Consumo de fibra: Dado que el estreñimiento y el endurecimiento de las heces favorecen la aparición de hemorroides, es conveniente facilitar el tránsito intestinal, aumentando la cantidad diaria de fibra que se ingiera, añadiendo a la dieta productos integrales, frutas frescas y verduras.

- Evitar los picantes, grasas y especias, y los alimentos que puedan producir gases, como las legumbres, además de moderar el consumo de arroz, azúcares, caramelos y quesos curados, que endurecen las heces.

- Beber líquidos en abundancia. Al menos dos litros diarios, ya que una correcta hidratación favorece las digestiones y la evacuación.

- Practicar actividad física: Caminar, correr o nadar constituyen buenas opciones.

- Cuidar la higiene anal. Para evitar el rascado de las hemorroides, sustituir el papel higiénico por toallitas húmedas, más delicadas con la zona. Además, después de ir al baño se debe hacer una limpieza en la zona con agua tibia y un jabón neutro, y secar realizando pequeños toques con una toalla.