Expertos aconsejan llevar una dieta baja en sal y tomar líquidos para prevenir los cálculos renales. Foto: Getty images.
Expertos aconsejan llevar una dieta baja en sal y tomar líquidos para prevenir los cálculos renales. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

vida moderna

Cálculos renales: así se podrá evitar su formación

Los riñones están encargados de eliminar los desechos del cuerpo.

Durante el proceso de eliminar los desechos en el organismo se pueden ir formando unas masas duras a partir de sustancias que son parte de la orina y que el propio riñón elimina, pero estas pueden ser piedras de distinto tamaño que son conocidas como los cálculos renales o litiasis.

Par prevenir la formación de estos cálculos, el doctor Rodrigo Orozco, nefrólogo aconseja llevar “una dieta baja en sal, aumentar la cantidad de líquido que se ingiere para lograr una diuresis superior a los 2 litros al día (cantidad de orina), reducir la cantidad de proteínas de origen animal y consumir lácteos de manera normal”, en palabras recogidas por el portal de la Clínica Las Condes.

Cuando se diagnostica la litiasis es importante establecer el origen de las mismas, pues cada paciente puede tener diferentes factores para que se presente esta afectación en los riñones.

“Eso quiere decir que no basta saber que los cálculos son de calcio, por ejemplo, porque hay distintos mecanismos que llevan a la formación de este tipo de cálculos. Cuando se conoce el mecanismo específico en esa persona, se puede realizar prevención específica e individualizada”, así lo explica el doctor Orozco.

El especialista también indica que dependiendo de cada paciente se pueden recetar diferentes medicamentos para tratar los cálculos renales. “Diuréticos que reducen la cantidad de calcio en la orina (Hidroclorotiazida), otros que aportan elementos que inhiben la formación de cálculos (Citrato de potasio) y otros que reducen la cantidad de ácido úrico en sangre y orina (Alopurinol o Febuxostat)”, en palabras citadas por el portal de la Clínica Las Condes.

Como prevención, los expertos aconsejan “reducir el consumo de proteínas animales, especialmente de carnes rojas y embutidos, cuando sea exagerado”, indica el mencionado sitio web. Además, cuando se tiene más información sobre un caso específico se pueden tomar recomendaciones especiales “como aumentar la ingesta de líquidos, el consumo de verduras y frutas o reducir el consumo de carnes”, advierte el doctor Rodrigo Orozco.

Por su parte, en el portal Mayo Clinic recomiendan consumir menos alimentos ricos en oxalatos. “Entre ellos se encuentran el ruibarbo, la remolacha, el quimbombó, las espinacas, la acelga suiza, las batatas, los frutos secos, el té, el chocolate, la pimienta negra y los productos de soja”.

En Mayo Clinic también aconsejan consumir alimentos ricos en calcio, pero advierte tener cuidado con los suplementos. El calcio de los alimentos no afecta el riesgo de cálculos renales; además, en el citado portal recomiendan seguir las sugerencias del médico cuando ordena suspender el consumo de calcio.

Sobre el tema de los suplementos, también es importante consultar al médico antes de tomar suplementos de calcio, “ya que estos se asociaron con un aumento del riesgo de cálculos renales”, explica Mayo Clinic.

Expertos aconsejan llevar una dieta baja en sal y tomar líquidos para prevenir los cálculos renales. Foto: Getty images.
Los cálculos renales pueden ser de: calcio, ácido úrico, estruvita y cistina. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

Medlineplus explica que “los cálculos renales pueden ser del tamaño de arena o grava, tan grandes como una perla, o incluso más grandes”, estos pueden bloquear el flujo de orina lo que va a generar un fuerte dolor, además puede ser expulsado por “las vías urinarias hasta salir del cuerpo sin causar demasiado dolor”.

Hay cuatro tipos principales de cálculos renales que explica Medlineplus:

  • El de calcio es el tipo de cálculo más común. El calcio se puede combinar con otras sustancias, como el oxalato (la sustancia más común), para formar el cálculo.
  • Un cálculo de ácido úrico se puede formar cuando la orina contiene demasiado ácido.
  • Un cálculo de estruvita se puede formar después de una infección en el aparato urinario.
  • Los cálculos de cistina son poco comunes. La enfermedad que causa estos cálculos es hereditaria.

El mencionado sitio web recomienda beber mucho líquido “a lo largo del día para producir al menos 2 cuartos (2 litros) de galón de orina cada 24 horas”, para prevenirlos o expulsarlos.