Cartílagos
Los cartílagos protegen a los huesos impidiendo que se froten entre sí. - Foto: Getty Images

vida moderna

Cartílago dañado: cuatro recomendaciones para regenerarlo

Solo el médico puede determinar el tratamiento necesario para cada individuo que padece de esta afección.

Los cartílagos son los tejidos que ejercen la labor de amortiguar y proteger los extremos de los huesos para que las articulaciones se muevan adecuadamente. También da forma y apoyo a otras partes del cuerpo, tales como las orejas, la nariz y la tráquea.

Es normal que los cartílagos comiencen a desgastarse con el paso del tiempo y esto genere dolor, pues cuando no se tiene suficiente cartílago no permite que los huesos se deslicen por encima de los otros con facilidad.

Por lo anterior, no solo los deportistas o los adultos mayores deben fortalecerlos, a pesar de que estos dos grupos de personas son los que más sufren problemas en este sentido, cada persona debe encargarse de mantener un estilo de vida que permita la óptima condición de los cartílagos.

De acuerdo con Manuel Villanueva, traumatólogo y cirujano ortopédico, los nuevos estilos de vida que implican práctica deportiva intensa, obesidad y diferentes traumatismos o accidentes pueden perjudicar a los cartílagos.

Las rodillas, suelen ser las más afectadas en el desgaste de los cartílagos. Por ello, la revista especializada UnCOMO, publicada a través del portal Mundodeportivo, listó una serie de consejos con los que es posible regenerar el cartílago:

La artrosis es una enfermedad degenerativa de los huesos que inicia con la destrucción o perdida gradual del cartílago articular. Foto: Getty Images.
La artrosis es una de las enfermedades degenerativa de los huesos que inicia con la destrucción o perdida gradual del cartílago articular. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

1. Ingerir vitamina C: esta fortalece el sistema óseo, además tiene un alto contenido de antioxidantes que ayudan a mejorar las defensas del organismo y a aumentar la producción de colágeno. Gracias a esto, la circulación de la sangre mejora, lo cual acelera el proceso de curación de las lesiones y también regenera el tejido fibroso del cartílago.

2. Tomar colágeno: no solo es importante para la salud de la piel, sino para los huesos, cartílagos y articulaciones. De acuerdo con la entidad de salud Sanitas, el colágeno brinda “resistencia y elasticidad, además de resultar imprescindible para los músculos y los órganos”.

3. Consumir lisina: es un aminoácido que ayuda a absorber el calcio y producir colágeno. Los expertos señalan que se requiere de consumir al menos 12 mg por cada kg de peso. Este aminoácido se encuentra en carnes rojas, huevos, legumbres, bacalao y frutos secos.

4. No olvidar la vitamina D: ayuda a que el calcio consumido se absorba fácilmente para que el cuerpo pueda asimilarlo. Por ello, previene enfermedades como la artritis y la osteoporosis. Se encuentra en leche, salmón, ostras, pescados.

La artrosis se causa por el desgaste del cartílago que cubre las uniones entre huesos. Foto: Getty Images.
El desgaste de los cartílagos puede ser una afección dolorosa. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

Además de las vitaminas mencionadas, el portal especializado Salud180 listó otras con las que es posible aminorar el dolor derivado de la pérdida de cartílago y además, engrosar el mismo:

  • Complejo B: es recomendada para atenuar los síntomas propios de la artritis, ya que además de fortalecer el sistema inmunológico, contribuye en la reducción del dolor muscular. Es recomendable consumir, al menos, 50 miligramos de vitaminas del complejo B, divido en dos dosis por día. Se puede encontrar en alimentos como las vísceras, el huevo, pescados y lácteos.
  • Vitamina K: es necesaria porque sin ella, la sangre no se solidificaría (coagularía). Algunos estudios sugieren que es importante para la salud de los huesos. Previene la inflamación y se puede hallar en espinacas, acelgas, perejil, lechuga, brócoli y coliflor.
  • Vitamina A: ayuda a la formación y mantenimiento de dientes, tejidos óseos y blandos, membranas mucosas y piel sanos. Esta vitamina también ayuda a aliviar el dolor en los músculos y las articulaciones que pueden estar afectados por inflamaciones. Según Medline Plus, puede hallarse en el hígado de res y otras vísceras.
  • Vitamina E: los expertos recomiendan consumir al menos 15 miligramos de éste nutriente por día en los adultos. Debido a que el organismo no puede producirla de forma natural, es importante consumir productos alimenticios que la contengan, tales como frutos secos, aceites vegetales, semillas de girasol, mango y kiwi.