vida moderna

Cáscara de mandarina para bajar de peso: ¿cómo prepararla?

Su aporte en potasio actúa como un diurético natural, por lo que ayuda a eliminar toxinas y calorías del cuerpo.


La mandarina es una fruta que contiene muchas propiedades benéficas para la salud. Por lo general, se consume en su estado natural, pues es dulce y un poco ácida. Además, es rica en agua, por lo que tiende a refrescar.

No obstante, estos no son los únicos motivos, es rica en vitaminas y minerales que brindan al cuerpo antioxidantes, propiedades antibacterianas, entre otras cosas. De acuerdo con el sitio especializado WebM, investigaciones concluyeron que esta fruta posee ácido fólico, uno de sus componentes más importantes porque interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos, además brinda una capacidad anticancerígena, evitando el riesgo de manera considerable de contraer un cáncer conocido como carcinoma nasofaríngeo.

Además, la cáscara también tiene varias propiedades beneficiosas para la salud. De hecho, de acuerdo con los expertos, es allí en donde reposan la mayoría de beneficios.

De acuerdo con el portal de salud Healthfully, la cáscara de la mandarina también ayuda a eliminar las calorías presentes en algunos alimentos, por lo que se recomienda en algunas dietas beber té de esta cáscara.

De acuerdo con Mejor con Salud, estas son algunas de las propiedades que tiene:

  • Reduce los niveles de colesterol en la sangre
  • Ayuda a evitar la oxidación celular, previniendo la aparición del cáncer
  • Reduce las calorías en el cuerpo
  • Mejora la salud del estómago
  • Desintoxica el cuerpo

En ese sentido, el portal GrastroLab Web reseñó la forma correcta de hacer un té de cáscaras de mandarinas para recibir todas las propiedades y beneficios. Se requiere de dejar secar las cáscaras de dos mandarinas durante dos días.

Adicional a esto se requiere una cucharada de miel y medio litro de agua. Para prepararla se debe poner a hervir el agua, cuando se encuentre en su punto de ebullición, se añaden las cáscaras y se tapa la olla por unos minutos.

Cuando unos cinco minutos hayan transcurrido, se apaga al fuego y se deja reposar por 10 minutos. En ese momento se puede servir y se añade la miel para endulzar la bebida. De acuerdo con el portal, se puede consumir durante 15 días la infusión y así obtener mejores resultados.

No obstante, es necesario hablar con un médico experto para revisar la opción de consumir este té, así mismo, para prever efectos secundarios, contraindicaciones, entre otras cosas.

Propiedades de la mandarina

  • Como sus parientes cítricos, la naranja, el pomelo y el limón, su pulpa está formada por numerosas vesículas llenas de jugo rico en vitamina C, flavonoides, betacaroteno y aceites esenciales.
  • Un par de mandarinas cubren aproximadamente la mitad de las necesidades diarias de vitamina C y el 10 % del betacaroteno o provitamina A.
  • El ácido cítrico es el responsable de su agradable acidez. Esta sustancia ejerce un efecto desinfectante y potencia el de la vitamina C.
  • Destaca su riqueza en ácido fólico: 100 g aportan el 40 % del que se precisa al día. Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, la síntesis de material genético y la formación de anticuerpos. También contiene pequeñas dosis de B1, B2 y B6.
  • El mineral que más abunda en la mandarina es el potasio, necesario para la generación y transmisión de los impulsos nerviosos, la actividad muscular y el equilibrio hídrico de las células. También aporta calcio y magnesio y, en menor cantidad, hierro y cinc y fósforo.
  • La fibra de la mandarina –sobre todo pectina– ayuda a prevenir el estreñimiento, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer de colon.