Tendencias
Cebolla
Las propiedades de la cebolla la convierten en un aliado para tratar afecciones como la gripe. Foto: Getty Images - Foto: Getty Images

vida moderna

Cebolla: ¿cómo usarla para curar el resfriado?

El consumo de estos remedios caseros debe ser consultados con un especialista de la salud.

La cebolla hace parte de la familia del ajo y el puerro. Es un alimento con proteínas, potasio, vitamina C, flavonoides y distintos compuestos azufrados, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición.

La institución también afirma que es un alimento con bajo contenido energético. Además, es rica en flavonoides, en especial uno llamado quercetina que protege la salud del corazón y las arterias.

Así mismo, contiene variedad de minerales como calcio, fósforo, magnesio, hierro, potasio, zinc, cobre, manganeso y vitaminas del grupo B, por lo que aporta un sinfín de beneficios al cuerpo, por lo que es muy solicitada en la gastronomía.

Entre las propiedades que se otorgan a la cebolla, según la revista UnCOMO, publicada a través del portal Mundodeportivo, está el combatir los síntomas de la gripe o los resfriados.

Lo anterior, debido a que cuenta con propiedades expectorantes que ayuda a tratar problemas respiratorios como la bronquitis, los catarros, el asma, las alergias, entre otros. Además, posee bactericidas que pueden atacar directamente el virus en el caso de la gripe.

Teniendo en cuenta estas propiedades, el medio listó algunos remedios naturales preparados a base de cebolla que pueden ayudar a tratar un resfriado:

Cebolla contra la tos

1. Cortar la cebolla en trozos finos.

2. Poner los trozos resultantes en un plato y ubicarlo al lado de la cama una hora antes de dormir.

3. De este modo, se pueden abrir las vías respiratorias para lograr un sueño reparador.

Cebolla, miel y limón

Ingredientes: una cebolla, el jugo de un limón y una cucharada de miel.

Preparación:

1. Cortar la cebolla en trozos y ponerla en un litro de agua.

2. Llevar el agua junto con la cebolla al fuego.

3. Una vez el agua se haya reducido a la mitad, agregar el jugo de un limón.

4. Añadir una cucharada de miel para darle un poco de sabor.

5. Consumir cada dos horas para notar los resultados.

Cebolla, ajo y miel

Ingredientes: una cebolla, tres dientes de ajo y una taza de miel.

Preparación:

1. Picar el ajo y la cebolla hasta que queden en trozos finos.

2. Poner los trozos en un recipiente de cristal y añadir la miel.

3. Cerrar el recipiente para que no le entre aire y dejar reposar la mezcla durante 15 horas.

4. Pasado el tiempo, consumir cinco cucharadas al día.

Cabe resaltar que según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, una dosis correcta de vitamina C previene y reduce los síntomas del resfriado común. Por ello, el portal especializado Mejor con Salud listó una serie de estos alimentos:

  • Guayaba: es una de las frutas más utilizadas cuando se tiene un resfriado, porque al consumirla, se puede prevenir o combatir la gripa, gracias a todos los nutrientes que contiene, como la vitamina C, la cual está cinco veces más presente que en la naranja.
  • Pimiento rojo: contiene 139 mg de ácido ascórbico por cada 100 gramos de producto, siempre y cuando se consuman crudos, puesto que el calor destruye buena parte de la vitamina C. También es fuente de minerales como potasio, magnesio, fósforo y calcio, según información del portal Salud Mapfre.
  • Perejil: el 16 % de esta planta es vitamina C. Sirve como acompañante para ensaladas y otras preparaciones. También contiene calcio, hierro, vitamina A y vitamina K.
  • Chile: el ingrediente activo del chile es la capsaicina, sustancia que le da esa característica picante. Además, se compone de agua, carbohidratos, fibra, proteína y vitaminas e incluye, obviamente, una buena fracción de vitamina C (aporta 144 mg por cada 100 gramos de chile consumidos).