vida moderna

Cerebro: estas son las ventajas de convivir con perros y gatos para personas mayores

El cerebro es uno de los órganos que se ve más afectado durante la etapa del envejecimiento,


Uno de los órganos que suele llegar a presentar más afecciones durante la etapa del envejecimiento, sobre todo en pacientes mayores de 60 años de edad, es el cerebro. Los profesionales de la salud mencionan que no hay un alimento milagroso que prevenga o cure las enfermedades neurológicas; sin embargo, la mejor forma de prevenir es llevar una dieta sana y practicar actividad física de manera regular.

Hoy en día es frecuente que en cada hogar halla por lo menos una mascota, bien sea un perro o un gato; estos animales se han vuelto unos fieles compañeros indispensables para el hombre e incluso hacen parte del grupo familiar como un miembro más.

Un reciente estudio ha revelado que la compañía de estos animales puede mejorar la salud del cerebro, fortalecer la memoria y prevenir el deterioro cognitivo que se genera con el paso de los años, según menciona el portal de salud Consumo Claro.

Un estudio publicado en el British Medical Journal explica que las capacidades del cerebro, como la memoria, el razonamiento y la comprensión pueden empezar a presentar un leve deterioro a partir de los 45 años de edad.

Consumo Claro menciona que las enfermedades neurológicas que pueden surgir producto del envejecimiento se pueden frenar cuando se cuida y convive con una de estas mascotas durante al menos cinco años consecutivos.

Creativa
El coronavirus o los virus viajan al cerebro a través de la nariz, el COVID-19 puede dañar el cerebro y causar síntomas como delirio y confusión - Foto: Getty Images/iStockphoto

Para este estudio, investigadores estadounidenses recolectaron datos importantes relacionados con la memoria y los recuerdos de 1.369 personas de diferentes clases sociales que se encontraban entre los 50 años o más; los datos se recolectaron desde el año 2010 y durante un periodo de seis años.

“La mitad de los participantes vivían con al menos un animal de compañía a su cargo (un 53 %); de muchas especies, pero, sobre todo, perros y gatos. Las funciones cognitivas se evaluaron durante los sucesivos años en función de diferentes test que valoraban la capacidad de los participantes para recordar ciertas palabras a lo largo del tiempo”.

En medio de la investigación también se recogió el tiempo que cada persona compartió y convivió con una mascota. El estudio fue publicado en la revista científica de la Academia Americana de Neurología, Neurology en ella se registró que las personas que convivieron y cuidaron a uno de estos animales “experimentaron un deterioro menor y más lento de la memoria verbal (un 0.21 inferior, en su escala)”.

También se evidenció que los pacientes que tuvieron mascota a lo largo de su vida pueden retener y recordar un mayor número de palabras durante más tiempo. Jennifer Applebaum, socióloga e investigadora de la Universidad de Florida, especializada en relaciones entre animales de compañía y sus humanos y autora del estudio mencionó que estos resultados pueden darse gracias a que estos animales protegen al ser humano de padecer ansiedad y estrés.

“Este estudio pionero confirma que los animales con los que compartimos la vida pueden amortiguar el deterioro cognitivo y tener un efecto protector en capacidades cerebrales como la memoria en adultos a partir de los 50 años”, argumentó Applebaum.

“Y creemos que este efecto protector está relacionado con algunos de los mismos mecanismos que nos ayudan a amortiguar el estrés, y que se activan durante nuestra convivencia con ellos”, añadió.

Con esto, la especialista aclara que no se debe tomar la decisión apresurada de adoptar un perro o un gato, ya que esta determinación debe tomarse a conciencia y entendiendo que se va a cuidar de un ser vivo más, que requiere de cuidados y atenciones particulares.