vida moderna

Cigarrillo electrónico y vapeadores: ¿qué daños causa su uso?

El aumento de su consumo es una situación que preocupa a las autoridades.


El uso de los cigarrillos electrónicos y vapeadores cada vez toma más fuerza, como una alternativa para el consumo de tabaco o cigarrillo tradicional. Si bien se ha popularizado la creencia de que son más ‘saludables’ que un cigarrillo común, es preciso decir que pueden generar afectaciones en la salud.

Según la más reciente Encuesta Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas, publicada por el Dane, en 2019, el 5 % de las personas entre 12 y 65 aseguró usar alguna vez en su vida estos dispositivos electrónicos.

Al desglosar las cifras, se encontró que, de dicho porcentaje, 7,1 % correspondía a los hombres, mientras que 3,1%, a las mujeres. Por rangos de edad, la estimación más alta se encontró en el rango de 18 a 24 años, con el 11,9 %.

El aumento de su consumo es una situación que preocupa a las autoridades debido a la percepción de que se trata de un hábito inocente, contrario a la realidad.

¿Qué sustancias contienen los cigarrillos electrónicos?

En el Abecé sobre cigarrillos electrónicos del Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia, esta entidad señala que en los cigarrillos electrónicos se pueden encontrar seis compuestos. cita textualmente la explicación de este manual acerca de dichas sustancias:

  • Propilenglicol: sustancia cuya inhalación a altas temperaturas puede producir irritación de ojos, garganta y afectación de las vías aéreas (German Cancer Research Center, Heidelberg WHO Collaborating Centre for Tobacco Control, 2014).
  • Glicerina: sustancia que puede llevar al desarrollo de neumonía lipoide y otras formas de presentación de enfermedad pulmonar intersticial (Itoh, Aoshiba, Herai, Nakamura, & Takemura, 2017).
  • Nicotina: sustancia altamente adictiva que aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, respiratorias y gastrointestinales, puede afectar el desarrollo del cerebro en los adolescentes y jóvenes, y es peligrosa para la salud de las embarazadas y los bebés en gestación (U.S. Department of Health and Human Services, 2018).
  • Partículas ultrafinas: incrementan el riesgo de enfermedad coronaria, cáncer de pulmón y asma (German Cancer Research Center, Heidelberg WHO Collaborating Centre for Tobacco Control, 2014).
  • Sustancias asociadas a cáncer: metales pesados, formaldehído, acetaldehído, butilaldehído, acroleína, acetona, y otras como benceno, tolueno, etilbenceno, xileno, hidrocarbonos y fenoles (German Cancer Research Center, Heidelberg WHO Collaborating Centre for Tobacco Control, 2014) (Pisinger & Dossing, 2014).
  • Saborizantes: sustancias que mejoran el sabor y estimulan el consumo de estos productos, principalmente en los adolescentes (Jenssen & Boykan, 2019).

También puede ser de interés...

¿Cuáles son sus riesgos para la salud?

De acuerdo con la organización Kids Health, con respecto al vapeo hay poca investigación contundente sobre sus consecuencias en el largo plazo, debido a que se trata de una tendencia nueva. Sin embargo, las autoridades sanitarias han señalado que puede tener implicaciones serias para la salud pulmonar, derivando inclusive en la muerte.

Como explica la entidad, al tratarse de una práctica en la que el cuerpo recibe nicotina, es posible que se presenten los riesgos asociados a esta sustancia adictiva, como ralentizar las funciones cerebrales (especialmente en adolescentes), como memoria, concentración, aprendizaje, atención y estado anímico. Además, pueden provocar irritación y daños permanentes en los pulmones.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), ciertas sustancias presentes en los cigarrillos electrónicos y vapeadores pueden ser nocivos para los pulmones. En el caso específico de los saborizantes, los expertos sugieren que si bien son aptos para el consumo, no necesariamente pueden ser seguros para inhalar, teniendo en cuenta que la capacidad de procesar más sustancias es mayor en el aparato digestivo que en los pulmones.

Igualmente, la guía del Ministerio de Salud informa que algunas investigaciones han comprobado algunos riesgos asociados al uso de cigarrillos y vapeadores electrónicos. Entre ellos, detalla el documento, se presenta un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, aumenta los posibilidades de tener un infarto, también se asocia con afecciones respiratorias. Asimismo, en los casos de dispositivos que funcionan con nicotina puede provocar intoxicación y adicción.