¿Qué tipos de colágeno existen, cuáles son sus beneficios para la piel y a partir de qué edad se deben tomar?
El colágeno es uno de los componentes principales de los tejidos conectivos que conforman varias partes del cuerpo, incluyendo los músculos, la piel, los tendones y los ligamentos. - Foto: Getty Images

vida moderna

Cinco beneficios del colágeno, un imprescindible en la rutina de belleza

El colágeno cumple funciones importantes, como proporcionar estructura a la piel, y fortalecer cartílagos y los huesos.

El colágeno es la proteína natural más abundante del cuerpo y, además de ser imprescindible para el buen funcionamiento muscular, también es la encargada de que la piel luzca más elástica, tersa e hidratada y, por lo tanto, más joven.

El colágeno se encuentra en diferentes partes del organismo, en los huesos, los músculos, los ligamentos, los cartílagos y, por supuesto, en la piel. Su principal función es la de aumentar la resistencia de los tejidos y células y actuar como pegamento natural, además de ejercer una barrera de protección para los órganos.

Pero su importancia va mucho más allá, ya que estas células están presentes en la piel y son las encargadas de que esta luzca más elástica, tersa e hidratada, actuando de soporte del tejido dérmico. Pese a que se encuentra en el organismo de forma natural, con el paso de los años la producción de esta proteína va ralentizándose. Cuando empiece a reducirse, aparecen las arrugas y la flacidez en la piel, dolor de articulaciones y dolores musculares.

De ahí que el colágeno se haya convertido en uno de los secretos de todo ritual de belleza que se precie, siendo tan habitual su consumo en cápsulas como su presencia como ingrediente estrella en diferentes tratamientos y productos con un alto poder hidratante y antienvejecimiento.

El colágeno ha sido utilizado como ‘ayudante’ de lujo en tu rutina de cuidado diario, de la mano de Rosa Roselló, directora de formación de DRUNI, se desvelan cinco beneficios, quizás, desconocidos.

  1. Mejora la piel. El colágeno es el principal encargado de mantener la elasticidad y evitar la flacidez de la piel, y con ello disminuye las arrugas. De esta forma, retrasa el envejecimiento cutáneo y ayudar a mantener la piel más hidratada.
  2. Es bueno para las uñas y el cabello. El colágeno es necesario para favorecer el crecimiento del pelo, y que este luzca saludable y fuerte. Lo mismo con las uñas: el colágeno evita que se rompan o se resquebrajen, manteniéndolas más fuertes.
  3. Fortalece la masa muscular. Aporta cohesión al tejido muscular, ayudando a prevenir lesiones y favoreciendo su rápida recuperación.
  4. Evita el desgaste prematuro de las articulaciones y mejora el tejido óseo. Unido a diferentes sustancias naturales, hace que los cartílagos sean más elásticos y resistentes. Así, absorben mejor los impactos producidos por el movimiento y reducen el dolor de las articulaciones. Además, también evita el desgaste óseo.
  5. Es bueno para el sistema cardiovascular. Algunas investigaciones apuntan la utilidad de esta proteína para mejorar la circulación arterial.

¿Cómo aumentar las reservas de colágeno en el cuerpo?

Los especialistas recomiendan incluir en la alimentación ácidos grasos, como los que se encuentran en el pescado azul, frutos secos, alimentos con vitamina A y alimentos ricos en vitamina C.

Además, es aconsejable tomar suplementos de colágeno hidrolizado que ayudan a que la piel se vea más hidratada y firme, las uñas y el pelo más fuertes, y mejore la salud de las articulaciones.

Por otra parte, en la piel se pueden aplicar cremas y tratamientos con colágeno que mejoran la hidratación, disminuyen las arrugas y combaten la flacidez facial.

La vitamina que ayuda a generar colágeno

En la familia de las vitaminas existe una en particular que resalta por sus bondades para la piel y sus efectos contra el envejecimiento. Se trata de la vitamina B5, un nutriente que, de acuerdo con la Oficina de Suplementos Dietéticos (ODS, por sus siglas en inglés), está presente en varios alimentos, como la carne de res, pollo, mariscos, huevos, leche, granos enteros, maní y algunas verduras como los champiñones, aguacates, papas y brócoli.

La principal razón por la que es reconocida la vitamina B5 es porque permite generar colágeno naturalmente, una proteína que cumple la función de preservar tersa la piel y retrasar los signos del envejecimiento.

*De Europa Press.