Tendencias
Es importante dormir bien para cuidar la salud.
Es importante dormir bien para cuidar la salud. - Foto: Getty Images

vida moderna

Colágeno: ¿cuántas horas se deben dormir para producirlo?

Desde los 25 años, el organismo disminuye la producción de colágeno.

El colágeno es uno de los materiales que forman el cartílago, los huesos y la piel, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Además, el Grupo Sanitas de España reveló que el colágeno mantiene en equilibrio un gran número de componentes del cuerpo humano y es la sustancia principal que otorga elasticidad a la piel, previniendo la aparición de arrugas.

De hecho, hay que recordar que la doctora Lorea Bagazgoitia, en su libro Lo que dice la ciencia sobre el cuidado de la piel, reveló que a medida que el tiempo avanza y, en especial, desde los 25 años, el organismo disminuye la producción de colágeno.

Por ello, es importante ayudar al cuerpo a producir la sustancia y una forma de hacerlo es a través del sueño, pues dormir lo suficiente permite estimular la melatonina, la hormona relacionada con el sueño que tiene un poder antioxidante y antiinflamatorio. Además, dormir al menos siete horas incrementa la hormona del crecimiento. No obstante, algunas personas necesitan dormir entre ocho o nueve horas para sentir una recuperación total.

Así las cosas, para lograr siete horas hay que tener presente varias recomendaciones como:

  • Irse a la cama y despertar a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana.
  • Evitar la cafeína, especialmente por la tarde y noche.
  • Evitar la nicotina.
  • Hacer ejercicio con regularidad, pero no demasiado tarde y la Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere realizar actividades físicas aeróbicas moderadas durante al menos 150 a 300 minutos; o actividades físicas aeróbicas intensas durante al menos 75 a 150 minutos. Se vale también una combinación equivalente de actividades moderadas e intensas a lo largo de la semana.
  • Evitar las bebidas alcohólicas antes de acostarse.
  • Evitar comidas y bebidas pesadas por la noche.
  • No tomar siestas después de las tres de la tarde.
  • Relajarse antes de acostarse, por ejemplo, tomando un baño, leyendo o escuchando música suave.
  • Mantener el dormitorio con una temperatura fresca.
  • Deshacerse de distracciones como ruidos, luces brillantes y el televisor o computador en el dormitorio.
  • No usar el teléfono o tableta justo antes de acostarse.
  • Obtener suficiente sol durante el día.
  • No acostarse en la cama despierto.

Por su parte, otras formas de producir colágeno es a través de una dieta y los recomendados son: los huevos, verduras y carnes rojas, al igual que otros que contengan omega-3.

Asimismo, entre otros alimentos recomendados están: pollo, cítricos (naranjas y pomelos/toronjas), bayas (fresas, frambuesas, arándanos y moras), frutas tropicales (mango, kiwi, piña, melón y guayaba), ajo, hojas verdes (espinaca, col rizada, acelgas, brócoli y demás verduras de ensalada) y tomates.

No obstante, hay otros alimentos que no contribuyen a mantener un buen nivel de colágeno, como el exceso de azúcar y los carbohidratos refinados, que pueden causar inflamación en el organismo y deteriorar el colágeno en el cuerpo. Esto también se ve reflejado en un deterioro en el estado de la piel, los huesos y los músculos.

Por ende, se recomienda tener una dieta baja en azúcares y harinas refinadas, porque comer pan, galletas, caramelos, jugos artificiales, entre otros productos, contribuye al aumento de la glucosa en la sangre y el exceso de azúcar se engancha a algunas proteínas (elastina y colágeno entre ellas). Lo anterior hace que estas proteínas se vuelvan rígidas y las endurece, por un proceso denominado glicación.

El colágeno es una proteína está presente en diversas partes del cuerpo, entre ellas la piel.
El colágeno es una proteína está presente en diversas partes del cuerpo, entre ellas la piel. - Foto: Getty Images/iStockphoto

De todos modos, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica, por ello, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.