vida moderna

Colesterol alto: cómo bajarlo con remedios naturales

De acuerdo a expertos, el pescado es uno de los alimentos que posee las propiedades para controlar el colesterol.


Consumir alimentos poco saludables y ricos en grasas trans, unido a un estilo de vida poco beneficiosos, pueden ser la antesala de un corazón y arterias que no funcionan como deberían, por tal motivo, la buena alimentación siempre será la mejor recomendación si de evitar problemas de salud se trata.

El exceso de colesterol LDL, conocido como colesterol malo, puede traer consecuencias muy complejas para la salud cardiovascular, así que lo mejor es apostar por una dieta saludable para minimizar sus impactos. La página de salud especializada Healthline recomienda, además, controlar los niveles de colesterol, bajar la presión sanguínea y mejorar la salud del corazón con tratamientos alternativos y algunos suplementos que ayudan a reducir el colesterol, teniendo en cuenta la opinión de un médico profesional.

De acuerdo a lo mencionado por la web, estos son algunos de los tratamientos caseros:

1. Planta de espino

La planta de espino es un arbusto que se encuentra relacionado con la rosa. Sus flores, bayas y hojas han sido usadas para tratar problemas cardíacos desde hace mucho tiempo.

Algunos estudios han determinado que la planta es un tratamiento efectivo para las formas más leves de insuficiencia cardíaca. Sin embargo, el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral señaló que los resultados de la investigación son contradictorios, ya que no existen suficientes pruebas científicas para saber si la planta de espino es efectiva como tratamiento para otros problemas cardíacos.

2. Suplementos de aceite de pescado con ácidos grasos omega-3

Como lo han dicho los expertos en nutrición, el pescado y el aceite de pescado es uno de los alimentos que más ácidos grasos omega-3 tienen. Alimentos como el salmón, el atún, la trucha de lago, el arenque, las sardinas y otros pescados grasos son fuentes especialmente ricas de este elemento.

Por lo tanto, comer una o dos porciones de pescado graso a la semana puede ayudar a reducir las probabilidades de sufrir un ataque cardíaco. De igual forma, los expertos han considerado que esos ácidos grasos omega-3 en el pescado aportan para disminuir el riesgo de generar enfermedades relacionadas con el corazón ya que dichos nutrientes pueden ayudar a proteger este órgano.

3. Ajo

El ajo es uno de los ingredientes más usados para agregarle a las recetas o medicamentos. Este puede comerse cocido o incluso crudo. También está disponible en forma de suplemento, como cápsula o tableta.

El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral indicó que esta pulpa puede ayudar a reducir los niveles de colesterol en sangre, la presión sanguínea y el progreso de la aterosclerosis.

No obstante, como con varias terapias alternativas, los estudios también han revelado resultados contradictorios. Por ejemplo, algunos estudios han determinado que comer ajo por 1 a 3 meses ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre, mientras que un estudio financiado por el NCCIH sobre la seguridad y efectividad del ajo en tres preparaciones determinó que no existía un efecto a largo plazo sobre el colesterol en la sangre.

4. Semillas de chía

La chía es rica en fibra, en omega 3 y ayuda a depurar el organismo. Por eso, este superalimento será fundamental para llevar una alimentación más saludable y reducir el colesterol. Se puede consumir acompañando yogures o añadiéndola a bizcochos caseros y saludables que pueden ser consumidos en el desayuno.

5. Zumo de naranja

La naranja es un fruto cítrico muy completo para incorporar en el desayuno diario. Además de ser una fuente muy importante de vitamina C para el cuerpo, también contiene propiedades que ayudan a que se reduzcan las posibilidades de sufrir alguna enfermedad de la sangre, como es el caso del colesterol o la diabetes.