vida moderna

¿Cómo bajar de peso con té de manzanilla?

Esta infusión ayuda a calmar la ansiedad por comer, que es un factor importante para perder kilos


La manzanilla es utilizada para aliviar dolores estomacales, pero esta infusión también sirve para perder peso, debido a que no contiene calorías y reduce el estrés, el cual es uno de los factores determinantes del aumento de peso, destaca el portal Soy Carmín.

Esta bebida favorece la eliminación de líquidos, es decir que es diurético suave pero efectivo. Los excesos con las grasas y las comidas con mucha sal, sumado a la vida sedentaria, hacen que el organismo retenga líquidos que inflaman el cuerpo, pero con una dieta más saludable y con infusiones de esta planta, el organismo se sentirá mejor.

El sitio web Recetas gratis explica una de las formas de prepara esta infusión para ayudar a bajar de peso.

Ingredientes para hacer té de manzanilla para adelgazar:

  • 1 litro de agua
  • 1 puñado de flores de manzanilla
  • miel (opcional)

Primero hay que vaciar el agua en una olla honda y calentarla. Esperar hasta que llegue a su punto de ebullición, pero no hay que dejarla hervir.

Después hay que agregar la manzanilla y déjala reposar en el agua al menos unos 10 minutos para que todas las propiedades se absorban correctamente.

El tercer paso es colar el té de manzanilla, también se puede endulzar con una cucharadita de miel. “La miel tiene muy pocas calorías, pero si se quiere reducir al máximo, es mejor no agregar ningún endulzante”. El té se puede guardar para tomarlo durante varios días.

Lo que aconsejan los expertos de Recetas gratis es que el té se debe tomar “todas las mañanas en ayunas y antes de ir a dormir”, no importa si es caliente o frío”.

Otra opción para aprovechar las propiedades de la manzanilla es tomando una taza del té antes de las comidas y antes de la cena. Beberla 10 minutos antes para estimular la digestión. Se aconseja no tomar más de 4 tazas de manzanilla al día.

Otra recomendación que hace Recetas gratis es que el té de manzanilla solo, puedes combinar con otros ingredientes con propiedades adelgazantes. “De esta forma, se puede preparar té de manzanilla con anís, menta o té verde”.

La manzanilla es una de las plantas más populares y es conocida por sus propiedades digestivas y calmantes. Foto: GettyImages.
La manzanilla es una de las plantas más populares y es conocida por sus propiedades digestivas y calmantes. Foto: GettyImages. - Foto: Foto Gettyimages

Por sus efectos antiinflamatorios, la manzanilla ayudará a combatir la pesadez y lucir un abdomen más plano. El portal unCOMO relaciona a esta planta con sus atributos para depurar, por sus propiedades diuréticas y su capacidad de facilitar la digestión, pues se eliminan toxinas para que el organismo reaccione mejor a la alimentación y pueda desarrollar la reducción de peso que se está buscando.

En muchas ocasiones las personas caen en la ansiedad cuando inicia una dieta, entonces, al desear alimentos que no son muy saludables y no son los adecuados para cumplir con el objetivo de disminuir la talla, una buena infusión calmará el desespero por comer.

UnCOMO también destaca que hay una dieta de cinco días para que los efectos de la manzanilla sean más efectivos.

Desayuno

  • Una taza de manzanilla con una porción de fruta de tu preferencia como la piña, la manzana, la sandía o el melón. Al tercer día puedes incorporar un yogur desnatado natural al desayuno.

A media mañana

  • Una porción de fruta como la manzana, la pera o la piña. Al tercer día comer un yogur desnatado natural con cereal sin azúcar añadido.

Almuerzo

  • Una taza de manzanilla 30 minutos antes de la comida.
  • Una porción de pescado o pollo a la plancha acompañado de ensalada de rúcula, tomate y aguacate. Alternar con vegetales como las alcachofas, los espárragos o el brócoli.
  • De postre una porción de fruta.

Merienda

  • Una gelatina ligera sin azúcar o un yogur desnatado.

Cena

  • Una taza de manzanilla 30 minutos antes de cenar.
  • Salteado de verduras elaborado con una cucharadita de aceite de oliva. Combinar alternativas como el brócoli, las espinacas, las acelgas, la cebolla, la zanahoria o los pimientos.
  • Una tortilla francesa elaborada con claras de huevo y acompañada de una porción de queso fresco ligero.

Antes de dormir

  • Una taza de manzanilla.