vida moderna

¿Cómo consumir ‘snacks’ de manera consciente?

La práctica del “Mindful Snacking” permite mantener una relación positiva con la comida y, por ende, disminuye el riesgo de comer en exceso, al asegurar una mayor atención sobre las sensaciones de hambre y saciedad.


Llevar una vida con hábitos alimenticios saludables no siempre es una tarea fácil. Entre las dinámicas de la vida personal, social y laboral queda menos tiempo para reflexionar acerca de lo que se consume y el tipo de nutrientes que aportan ciertos alimentos.

Es por ello que el Mindful Eating’ o alimentación consciente resulta una muy buena opción a la hora de comer con atención e intención. Cuando esta práctica se lleva a cabo al momento del refrigerio se conoce como ‘Mindful Snacking’.

El snackeo responsable o Mindful Snacking consiste en estar totalmente consciente de los alimentos que se ingieren en las meriendas/refrigerios, es decir, promueve la seguridad de que lo que se come es lo que se quiere en ese momento y de que hay una sensación de bienestar al hacerlo. Por eso, Silvia Sáenz, nutricionista de Mondelēz International, comparte tres preguntas claves a la hora de elegir un snack con el fin de reflexionar sobre la alimentación y salud:

  1. ¿Por qué se quiere comer un refrigerio? Revisar el nivel de hambre, identificar por qué se quiere consumir.
  2. ¿Qué se quiere comer de refrigerio? ¿Se busca algo dulce o salado? ¿Crujiente o suave? Muy importante tomar una porción adecuada de lo que se vaya a consumir, según las necesidades.
  3. ¿Cómo se puede disfrutar el refrigerio? Eliminar todas las distracciones que vienen del celular, televisión o computador; concentrarse en los olores, los sabores, las texturas de los alimentos para obtener una experiencia plena y satisfactoria y, así mismo, reducir la velocidad al comer.
Ceto, dieta cetogénica, baja en carbohidratos, antecedentes de alimentos saludables
El Mindful Snacking se caracteriza por ser apto para todas las edades y ser muy versátil para el disfrute en cualquier lugar y en cualquier momento, dice la experta. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Tal como lo indica el informe State of Snacking, los snacks son una decisión cada vez más demandada y pensada en obtener mejoras. Por ello, el 80 % de los consumidores afirman que buscan snacks para obtener alguna mejora a nivel físico, un 80 % a nivel emocional y un 75 % a nivel mental. Adicionalmente, el 65 % de los consumidores afirman que buscan snacks que aporten en su salud social, dado su interés de compartir con otras personas.

También le puede interesar:

“El Mindful Snacking se caracteriza por ser apto para todas las edades y ser muy versátil para el disfrute en cualquier lugar y en cualquier momento. En adición a esto, su relevancia responde a que permite mantener una relación positiva con la comida lo que a su vez disminuye el riesgo de comer en exceso al asegurar mayor atención sobre las sensaciones de hambre y saciedad”, comentó Silvia Sáenz, nutricionista de Mondelēz International en un comunicado de prensa.

Los snacks cobran cada vez mayor significado en la cotidianidad de las personas y se posicionan como una fuente de nutrición, bienestar, indulgencia, conexión y exploración. En este sentido, el Mindful Snacking invita a que cada vez que surja la sensación de hambre, cada persona pueda ser consciente de qué elige y cómo lo consume, lo que, sin duda, promoverá una serie de hábitos alimenticios más saludables.

Ahora bien, es de recalcar que el mercado ha ido trabajando de la mano de los nuevos cambios de alimentación, hábitos y estilos de vida de los consumidores, para ofrecer opciones que se adapten a una demanda más saludable. Según expertos, las personas ahora buscan productos sin altas cantidades de azúcar, bajos en grasa, que no contengan gluten, sin lácteos o que, en lo posible, no sean ultra procesados.

El auge de la sociedad por incluir prácticas de alimentación más saludable ha sido clave para garantizar un nuevo mercado y recomendar bienes que cuiden la salud de los consumidores.