Ceto, dieta cetogénica, baja en carbohidratos, antecedentes de alimentos saludables
La alimentación es indispensable para evitar el padecimiento de diversas enfermedades. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Cómo debe ser el almuerzo para un diabético?

La nutrición guiada debe ser un pilar fundamental para obtener resultados.

Las personas con diabetes presentan niveles altos de azúcar en sangre debido a que su cuerpo no puede movilizar el azúcar desde la sangre hasta el músculo y a las células de grasa para quemarla o almacenarla como energía, y/o el hígado produce demasiada glucosa y la secreta en la sangre, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Por ello, deben tener un plan de nutrición especial para mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de su margen objetivo.

Así las cosas, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) revelaron que un buen plan de comidas:

  • Incluirá verduras sin almidón, como brócoli, espinaca y ejotes verdes.
  • Incluirá menos azúcares agregados y granos refinados, como pan blanco, arroz y pasta, que contengan menos de dos gramos de fibra por ración.
  • Se centrará lo más posible en alimentos enteros en lugar de alimentos procesados.

Adicional, explicó que el plato debe ser de nueve pulgadas (como del largo de un sobre comercial) y se debe:

  • Llenar la mitad con verduras sin almidón.
  • Llenar un cuarto del plato con una proteína magra, como pollo, pavo, frijoles, tofu o huevos.
  • Llenar un cuarto con carbohidratos. Los alimentos con mayor contenido de carbohidratos incluyen los granos, las verduras con almidón (como las papas), el arroz, la pasta, los frijoles, las arvejas, las frutas y el yogur. Una taza de leche también cuenta como alimento con carbohidratos.

Sobre la misma línea, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, indicó que hay que evitar alimentos como:

  • Grasas saturadas. Evitar los productos lácteos ricos en grasa y las proteínas animales, como la mantequilla, la carne de res, los perritos calientes, las salchichas y el tocino. También limitar los aceites de coco y de palma.
  • Grasas trans. Evitar las grasas trans que se encuentran en los bocadillos procesados, productos horneados, mantequilla y margarinas en barra.
  • Colesterol. Las fuentes de colesterol incluyen productos lácteos y proteínas animales con alto contenido de grasa, yemas de huevo, hígado y otras visceras. Tratar de no ingerir más de 200 miligramos (mg) de colesterol al día.
  • Sodio. Intentar consumir menos de 2.300 mg de sodio al día, pero el médico puede sugerir que se intente consumir aún menos si se tiene la presión arterial alta.

De igual forma, reveló un menú diseñado para una persona que necesita entre 1.200 y 1.600 calorías por día.

  • Desayuno: Pan integral (1 rebanada mediana) con 2 cucharaditas de jalea, 1/2 taza de cereal de trigo triturado con una taza de leche baja en grasa al 1 %, una fruta, café.
  • Almuerzo: Sándwich de carne asada en pan de trigo con lechuga, queso americano bajo en grasa, tomate y mayonesa, manzana mediana, agua.
  • Cena: Salmón, 1 1/2 cucharadita de aceite vegetal, papa pequeña al horno, 1/2 taza de zanahorias, 1/2 taza de alubias verdes, panecillo blanco mediano, té helado sin azúcar, leche.
  • Refrigerio: 2 1/2 tazas de palomitas de maíz con 1 1/2 cucharadita de margarina.

Asimismo, es importante tomar agua, ya que el líquido ayuda con la eliminación de desechos. No obstante, el consumo diario de agua es diferente para los hombres y para las mujeres, porque existen diferencias entre la ingesta, pero por lo general la mayoría de los hombres necesita aproximadamente 13 tazas de líquido al día y la mayoría de las mujeres necesita aproximadamente nueve.

De todos modos, antes de consumir algún alimento, lo primero que hay que hacer es consultar al médico tratante o a un nutricionista para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues las anteriores recomendaciones no son las indicadas para todas las personas, ya que la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.