vida moderna

¿Cómo eliminar el acné de la espalda con remedios caseros?

Si se tiene piel sensible, antes de aplicar cualquier producto se debe consultar con un especialista para evitar irritaciones.


El acné es una afección frecuente de la piel (cutánea) que ocurre cuando los folículos pilosos debajo de esta se obstruyen. La grasa y las células muertas de la piel tapan los poros y puede haber brotes de lesiones (a menudo llamados granos o espinillas).

La mayoría de las veces los brotes ocurren en la cara, pero también pueden salir en el pecho, los hombros y la espalda. Para la mayoría de las personas, el acné tiende a desaparecer al llegar a los 30 años, pero algunas personas continúan teniendo este problema de la piel aun cuando llegan a los 40 o 50 años.

Según el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel de Estados Unidos, el acné afecta a personas de todas las razas y edades, pero es más frecuente en los adolescentes y los adultos jóvenes.

Cuando el acné aparece durante la adolescencia, es más frecuente en los hombres. “El acné puede continuar hasta la edad adulta y, cuando esto sucede, es más frecuente en las mujeres”, explica el Instituto.

Por lo anterior, se han creado una serie de tratamientos para combatir esta incómoda afección. Según el portal especializado Mejor con Salud entre aquellos que se consideran naturales para tratar, sobre todo el acné en la espalda, están:

Aceite esencial de lavanda

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas, ayuda a combatir las bacterias que causan el famoso acné. De igual forma, esta planta actúa como revitalizador de la piel, ayuda a regenerar las células y mantiene el tejido firme.

¿Cómo utilizarlo?

1. Humedecer un algodón con el aceite esencial de lavanda.

2. Frotarlo directamente sobre los granos en la espalda.

3. Dejar que se absorba completamente.

4. No es necesario enjuagar.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio ayuda a mantener el equilibrio del pH de la piel, ayudando de este modo a quienes padecen de acné, pues al hacer uso de este elemento se reduce la proliferación de las bacterias que intervienen en el proceso de agravamiento del problema, reseña Mejor con Salud.

¿Cómo emplearlo?

1. Mezclar un poco de bicarbonato de sodio con agua.

2. Con un algodón, frotar por toda la espalda con movimientos suaves.

3. Dejar actuar durante 30 minutos.

4. Enjuagar con agua fría y jabón neutro.

5. Repetir tres veces a la semana.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de manzana es rico en polifenoles, que gracias a sus propiedades antibacterianas, antifúngicas y desinfectantes hacen que pueda ser aplicado en distintas partes del cuerpo. Sin embargo, para usarlo en la piel y de esta forma limpiarla de impurezas, es preciso mantener una rutina de higiene bastante rigurosa.

¿Cómo utilizarlo?

1. Combinar partes igual de vinagre de sidra de manzana y agua.

2. Frotarlo sobre la piel de la espalda con la ayuda de un algodón.

3. Dejar actuar durante 10 minutos.

4. Enjuagar con abundante agua.

Miel de abejas

Es uno de los alimentos más utilizados en cosmética, se considera de gran ayuda para hidratar en profundidad, aclarar, purificar y exfoliar la piel. Además, contribuye a eliminar o aminorar el acné, gracias a sus compuestos antibacterianos.

¿Cómo usarlo?

1. Tomar una pequeña cantidad y aplicarla directamente en la espalda.

2. Dejarla actuar por 20 minutos.

3. Pasado el tiempo, hay que retirarla mediante movimientos circulares.

4. Usar a diario.

Aloe vera

Según explica Mejor con Salud, el gel de aloe vera ayuda a limpiar la piel, debido a su contenido de enzimas. Por eso, es un ingrediente muy utilizado en los productos para la salud cutánea. “A la función limpiadora debemos sumarle las propiedades antisépticas, antimicrobianas y antifúngicas del aloe vera. De este modo, podemos prevenir infecciones de la piel y combatir trastornos como el acné”, detalla el sitio web.

¿Cómo utilizarlo?

1. Tomar varios cristales de aloe vera y frotarlos sobre la espalda hasta cubrir por completo las áreas afectadas.

2. Dejar que actúe durante 30 minutos.

3. Enjuagar con agua fría.