vida moderna

¿Cómo evitar el agrietamiento de los labios?

La bajas o altas temperaturas pueden resecar los labios.


Como las manos o la cara, los labios necesitan una protección extra ante la subida de las temperaturas, pues sufren del intenso calor y el impacto directo del sol, o las fuertes heladas más que otras partes del cuerpo o del rostro, ya que se trata de una piel más fina y diferente, sin rastro de melanina y con pocas glándulas sebáceas, por tanto, con menos lípidos para protegerlos. ¿Las consecuencias? Unos labios resecos, agrietados o cortados.

La solución para presumir de una boca radiante y sana no es otra que mantener los labios hidratados. Para ello es importante una buena dieta rica en micronutrientes y vitaminas, así como también el uso adecuado de cosméticos que específicamente estén formulados para el área de los labios y aprobados por un dermatólogo.

“Un buen bálsamo hidratante, con protección solar y usado a diario en combinación con altas dosis de agua, es la solución perfecta” para olvidarse de la molestia que supone que los labios se agrieten y se corten, como cuenta Víctor López, del grupo TH Cosméticos.

Otras soluciones que pueden ayudar a que los labios no sufran están en el uso de un humidificador en casa -ya que los aires acondicionados resecan mucho el ambiente- y como rutina semanal es recomendable exfoliar bien los labios para eliminar los pequeños trozos de piel levantada.

Manteca de cacao / Labial
La manteca de cacao se puede trasformar en productos de belleza, como un bálsamo para labios. - Foto: Getty Images/Image Source

En cuanto al uso de labiales o bálsamos, es importante que tengan factor de protección solar y aplicarlo una o dos veces al día según sea su estado. “Una vez tengamos el cosmético en nuestros labios, debemos evitar actos reflejos como morderlos o humedecerlos con la lengua, acciones que no son inocuas, pues, producen más deshidratación”, puntualiza Andrés Martín de California Dreaming.

Además, se recomienda no comer o beber después de aplicar el bálsamo o protector labial si se tienen los labios excesivamente secos y cortados, así como evitar que se mezcle con la crema dental cuando se le haga la respectiva higiene a los dientes. Aunque en determinadas ocasiones es complicado, se debe evitar retirar los pellejos de los labios con los dedos, ya que se puede infectar la zona, causar más irritación o heridas, agravando el problema.

Si a pesar de seguir las anteriores recomendaciones los labios continúan secos y agrietados, se puede optar por hacer uso de la barra de cacao de toda la vida, que se ha destacado por ser un gran aliado a la hora de cuidar esta zona. Además, es relevante apostar por un buen protector labial que debe cumplir unos requisitos que lo conviertan en el elegido entre tantos que se pueden encontrar en el mercado.

Dos aspectos a tener en cuenta al comprar es observar el factor solar del producto, que no debe bajar de 15, o si contiene o no vitamina E, ya que este es un componente antioxidante e hidratante esencial para la salud de los labios.

Cómo tener unos labios hidratados

El portal de belleza y cuidado personal Guapa brinda la receta de un remedio casero que puede mejorar el estado de los labios. Antes de hacer aplicarlo sobre la zona, se recomienda contar con la aprobación de un dermatólogo.

Para que los labios luzcan gruesos y con vida es necesario mantenerlos hidratados. Para ello, se puede emplear aceite de coco.

Modo de uso:

Con información de Europa Press.