Arrugas, cuidado de la piel, mascarilla facial, crema, envejecimiento, colágeno, ácido hialurónico.
La piel requiere de cuidados diarios para mantener tersa e hidratada. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Cómo hacer una crema antiarrugas con colágeno y pepino?

La piel es un órgano que constantemente está en contacto con el exterior, por lo que los signos de la edad se advierten en ella primero.

Cuidar la piel no es una tarea fácil, pues siempre está expuesta a agentes externos que la maltratan. Además, es posible que, con el pasar de los años, también se puedan ver algunas manchas y un poco de resequedad en ella.

Cuando la piel pierde proteínas y fibras como el colágeno y la elastina, tiende a perder brillo, a verse ajada y vieja. Es que en ella se pueden ver los signos de la edad mayoritariamente.

De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, se pueden ver más las arrugas en dichas áreas porque son las zonas de la piel más expuestas al sol.

Las líneas de expresión también pueden interferir en la apariencia de la piel. Por ejemplo, cuando las personas se ríen, se tiende a mover una serie de músculos en el rostro que ocasionan, con el tiempo, marcas en la piel, conocidas, igualmente, como arrugas o llamadas popularmente como “patas de gallina”.

Aunque es inevitable pasar por estos cambios, es posible aminorarlos y retrasarlos con ayuda de tratamientos o mascarillas hechas a base de elementos naturales. De hecho, la revista UnCOMO, publicada a través del portal Mundodeportivo, explicó que una crema con colágeno y pepino ayuda a cumplir este objetivo.

El pepino es un producto con un alto contenido en agua, así que es ideal para mantener la piel hidratada. Además, es una fuente rica en vitaminas A, C y E, de forma que ayuda a eliminar las toxinas de la piel, dejándola limpia y con brillo.

En cuanto al colágeno, es una proteína compone el 80 % de la piel y se encarga de mantener una apariencia joven, tersa y saludable en los tejidos cutáneos.

UnCOMO afirma que, para preparar una mascarilla que contenga estos dos ingredientes se requieren: 100 gramos de gel de aloe vera, 100 gramos de pepino, 20 gotas de colágeno y agua destilada.

Procedimiento:

1. Si tiene la planta de aloe vera, abra una hoja por la mitad y extraiga el gel con ayuda de una cuchara.

2. Poner el gel de aloe en la licuadora junto con el pepino.

3. Procesar hasta que ambos ingredientes se integren correctamente.

4. Agregar el agua destilada y las gotas de colágeno.

5. Procesar nuevamente hasta que no se vean grumos.

6. Una vez lista la crema, pasarla a un recipiente.

7. Limpiar el rostro con agua y jabón neutro para que los nutrientes penetren correctamente.

8. Aplicar la mascarilla en el rostro haciendo masajes en círculos para estimular la circulación.

9. Repetir el procedimiento todas las noches antes de ir a dormir.

Además de lo anterior, el portal especializado Saber Vivir listó una serie de alimentos que poseen gran cantidad de antioxidantes y, por lo tanto, ayudan a prevenir la aparición de arrugas prematuras:

  • Salmón: este alimento contiene astaxantina, el que se considera un potente antioxidante capaz de cuidar el buen estado de la piel y además, de la vista. Es posible incluir en la dieta dos veces a la semana para notar sus beneficios.
  • Naranjas: su alto contenido en vitamina C es la que la convierte en un gran antioxidante. Esta, minimiza la presencia de manchas y otras marcas de la vejez prematura. Las propiedades de esta fruta ayudan a aclarar y cubrir las lesiones de la piel.