vida moderna

¿Cómo quitar las manchas de aceite en la ropa con bicarbonato?

Este compuesto químico ayuda a la remoción de manchas y a cuidar la apariencia de las prendas de vestir.


El cuidado de la ropa es una de las tareas más complicadas para las personas. Mantener su aspecto original se hace difícil con el paso de los años, en especial si las prendas se manchan de líquidos, bebidas o de grasa.

Las manchas de grasa son las más comunes en las prendas de vestir. Son muy fáciles de adquirirse, al mismo tiempo son difíciles de retirar. En las tiendas y supermercados existen diferentes productos destinados al lavado de la ropa y a quitar manchas. Sin embargo, muchos de estos artículos funcionan, no remueven por completo las manchas de la grasa.

Como una solución a esto, algunas personas deciden enviar su ropa a lugares especializados en este tipo de lavado o, en su defecto, tirarlas al cesto de la basura. Aunque las manchas de grasa como la del aceite son una gran dificultad, existen algunos productos de la despensa que ayudan a hacer esta tarea un poco más fácil.

El bicarbonato de sodio es conocido por ser un producto con múltiples beneficios. En el hogar es usado para diferentes fines. Para algunos es pertinente al momento de cocinar, para otros, es un gran remedio para los problemas estomacales y de indigestión, y hay quienes lo utilizan para la limpieza de la casa, como el aseo de los baños, la desinfección de zonas específicas y como blanqueador de superficies, dientes, ropa y diferentes zonas del cuerpo.

¿Cómo se usa el bicarbonato?

Para quitar las manchas de aceite de la ropa, el portal Mejor con Salud explica cómo se deber realizar el procedimiento con el bicarbonato de sodio.

  1. En primer lugar, se debe humedecer la zona de la mancha de aceite.
  2. Para preparar la mezcla para quitar la mancha, se toma el bicarbonato de sodio y se mezcla con un poco de agua. Lo importante es que se produzca una pasta (agregar más bicarbonato de sodio si es necesario).
  3. Aplicar la pasta blanca en la zona afectada.
  4. Con un cepillo de dientes, que ya no se utilice, o un cepillo de lavar, frotar en la mancha.
  5. Esperar unos 20 o 30 minutos, para que el bicarbonato actúe.
  6. Finalmente, lavar la prenda, ya sea a mano o en la lavadora.

Es importante realizar este procedimiento con cuidado. Frotar con mucha fuerza las prendas de vestir puede afectar la tela y dañarla. Asimismo, realizar este procedimiento, en el menor tiempo posible después de que ocurre la mancha, es fundamental para mejorar los resultados.

Otros usos del bicarbonato

Limpieza del colchón

  1. En primer lugar, antes de realizar esta limpieza la persona debe protegerse. Se debe usar tapabocas, para evitar que los ácaros lleguen a la nariz. Antes de aplicar el bicarbonato de sodio, se deben retirar todos los elementos del colchón (sábanas, fundas, etc.) y sacudir el colchón fuertemente.
  2. Luego, se debe tomar una cantidad suficiente de bicarbonato de sodio y esparcirlo por todo el colchón, sin dejar un espacio libre.
  3. Esperar una hora a que el bicarbonato de sodio haga su trabajo.
  4. Utilizar un cepillo de dientes para quitar las manchas del colchón.
  5. Finalmente, aspirar o dejar secar al sol.

Blanquear el trapero

  1. Hacer un pre-lavado antes de iniciar el blanqueamiento. Se debe lavar el trapero con agua y jabón. Repetir esta acción hasta que deje de salir agua sucia. Es importante dedicar el tiempo necesario para hacer este pre-lavado.
  2. En el balde, agregar agua, zumo de limón, vinagre blanco y el bicarbonato de sodio. Mezclar para que los ingredientes queden diluidos de forma correcta. Luego, introducir el trapero en el balde por un tiempo aproximado de diez a quince minutos. No mover el trapero ni tocar el agua. Se debe esperar a que la mezcla haga su trabajo de desinfección y blanqueamiento.
  3. Luego de los diez minutos, se debe enjuagar el trapero con abundante agua fría.
  4. Poner a secar alrededor de dos a tres horas, para poder utilizarlo nuevamente. Este proceso de limpieza se puede realizar cada vez que se utilice el trapero, para evitar hongos, bacterias y posibles infecciones.