Tomar agua ayuda a tener más vitalidad y energía. Foto: Getty Images.
Tomar agua ayuda a tener más vitalidad y energía. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

vida moderna

¿Cómo se debe beber agua para perder grasa del vientre?

Se aconseja acompañar el consumo de esta bebida con una dieta balanceada.

El sobrepeso y/o la obesidad no es solo un “problema de apariencia”, sino de comorbilidad que aqueja a cientos de personas alrededor del mundo. De acuerdo con la Organización Mundial para la Salud, OMS, esto se debe a la excesiva acumulación de grasa que afecta la salud, provocando problemas serios de colesterol alto o triglicéridos.

Las primeras causas de sobrepeso y obesidad se asocian con un plan de alimentación rico en grasas no saludables, tales como las saturadas y trans. A lo anterior se suma un déficit en actividades físicas que son primordiales para la salud del organismo.

Un artículo publicado por AARP escrito por Diane Pérez asegura que el consumo de agua ayuda en la reducción de grasas y en el aceleramiento del metabolismo por su gasto energético. Es de mencionar que al igual que la ingesta de otros alimentos, como el arroz o la papa, por ejemplo, el agua provoca saciedad, por lo que interfiere en el no consumo de más comidas.

¿Cuántos vasos de agua se deben consumir?

Desde tiempo atrás se habla de que una persona debe consumir por lo menos 8 vasos de agua. Sin embargo, es una premisa que refuta la Clínica Mayo, porque la cantidad de esta bebida va de acuerdo con el organismo de cada persona.

Según la institución americana de investigación y salud, el agua es un componente que oscila entre el 50 % y 70 % en el organismo, es tan indispensable que “tu cuerpo depende del agua para sobrevivir”, asegura.

Los principales beneficios de la ingesta de agua es que regula la temperatura del cuerpo. Tiene un efecto protector en los tejidos del mismo y elimina las toxinas participando en el sistema urinario.

Tomar agua ayuda a tener más vitalidad y energía. Foto: Getty Images.
Tomar agua ayuda a tener más vitalidad y energía. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

La deshidratación puede ser desfavorable para el cuerpo, reduciendo la energía del mismo y, en algunos casos, provocando la muerte, al causar daños cerebrales y convulsiones.

Los principales factores que pueden desencadenar la deshidratación son: vómitos, fiebre y sudoración. Asimismo, las principales señales de esta afección son: piel reseca, calambres musculares, orina amarilla, sed y cefaleas constantes.

¿Cómo bajar la grasa abdominal?

Es importante aclarar que el solo consumo de agua no contribuye en la pérdida de peso, sino que son fundamentales las rutinas físicas y un plan de alimentación balanceado.

La revista de salud Tua Saúde asegura que una persona puede perder grasa en su vientre lo más rápido posible si tiene otros hábitos como los anteriores, incluidas 9 horas de sueño, tiempo primordial para la recuperación del cuerpo y la renovación del cerebro; sin embargo, también ayuda a acelerar el metabolismo.

Una dieta balanceada que tiene como objetivo la pérdida de peso debe ser rica en fibras que son solubles y de proteínas porque estas tienen un efecto de saciedad.

Por lo tanto, se debe evitar el consumo de pan blanco, bebidas y otros alimentos ricos en carbohidratos.

¿Cómo beber agua para bajar la grasa del vientre?

Tal y como lo indica el sitio web citado, el consumo abundante de agua también contribuye en la saciedad del estómago, por lo que la ingesta de otros alimentos disminuye. Además, elimina la retención de líquidos que deshincha el cuerpo.

Por lo tanto, se recomienda consumir dos litros de agua al día. Cabe destacar que lo anterior va de acuerdo con la edad, el sexo y el peso de cada persona, porque exceder el consumo de bebidas puede ser dañino para el organismo, provocando afecciones como la insuficiencia renal, por ejemplo.

Getty Creativo
"Mujer joven y delgada midiendo su cintura. También te puede interesar:" - Foto: Getty Images

Para llevar una medida de cuánta agua o bebida se ingiere se puede anotar en una libreta las cantidades consumidas, incluidas los tés y los jugos. Asimismo, verter el líquido en un recipiente que contenga las medidas precisas como 2 litros.

Por último, consultar con un médico es la primera recomendación para tener en cuenta.