salud

¿Cómo se toma la cúrcuma para oxigenar el cerebro?

La cúrcuma es conocida por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Además, un reciente estudio señaló que tiene un compuesto que ayuda a prevenir problemas neurológicos.


La cúrcuma contiene turmerona, un compuesto bioactivo que podría ayudar a prevenir y tratar problemas neurológicos. Fue descubierta por científicos del Instituto de Neurociencia y Medicina en Jülich, Alemania y se función es fomentar la multiplicación de células madre en el cerebro.

De momento solo se han realizado estudios en roedores, pero los resultados han sido prometedores.

Además, como bien se conoce la cúrcuma tiene un potente compuesto antioxidante e antiinflamatorio que también se ha relacionado con los siguientes beneficios para el cerebro:

  • Para la memoria en personas con alzhéimer.
  • Para aliviar la depresión, pues aumenta la serotonina y la dopamina, que mejoran el estado de ánimo.
  • Para ayudar a las nuevas neuronas a crecer.

Los hallazgos sugieren que la turmerona aromática podría ser un posible fármaco futuro para el tratamiento de trastornos neurológicos, como el ictus y la enfermedad de alzhéimer.

El estudio examinó los efectos de la turmerona aromática (ar-turmerona) sobre células madre endógenas neutras (NSC), que son las células madre que se encuentran dentro de los cerebros adultos. Las NSC se diferencian en neuronas y desempeñan un papel importante en la autoreparación y recuperación de la función cerebral en las enfermedades neurodegenerativas. Estudios previos de este compuesto han demostrado que puede bloquear la activación de las células microgliales.

Para mejorar la salud general y prevenir enfermedades se deben seguir hábitos de vida saludables. Una correcta alimentación y mantenerse activo mentalmente son dos pilares esenciales. Algunos expertos también recomiendan incluir la cúrcuma en la dieta diaria para que este se vuelva un aliado clave.

De igual manera, se puede consumir en aromáticas con otros productos naturales como el jengibre o la miel. Una de las infusiones más comunes con cúrcuma llevan:

  • Una cucharada de té verde.
  • Una cucharada de cúrcuma molida.
  • La corteza de medio limón bien limpia.
  • Un vaso de agua.
  • Una cucharada pequeña de miel.

Preparación

  • Llevar el agua a ebullición.
  • Cuando hierva, añadir la cúrcuma, el té verde y el limón.
  • Revolver, apagar el fuego y dejarlo reposar cinco minutos.

Lo mejor es tomarla en ayunas, endulzada con un poco de miel.

Otros beneficios de la cúrcuma

Entre los otros beneficios con los que cuenta la cúrcuma está que cuida la salud del corazón. La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en el mundo y la cúrcuma refuerza el revestimiento de los vasos sanguíneos. Además, puede ayudar a reducir la inflamación y la oxidación.

También funciona como tratamiento para prevenir la arterioesclerosis, pues según un estudio realizado en Francia con roedores, la cúrcuma ayudó a disminuir los depósitos de grasa en 26 %. Al disminuir la grasa, también se podría evitar su acumulación en la arterias, lo que mejoraría la circulación sanguínea.

*Con información de Europa Press.