Tendencias
El extracto de las cáscaras de limón tiene potencial para prevenir el desarrollo de la obesidad y la diabetes tipo 2. - Foto: cocina semana

vida moderna

¿Cómo tomar limón para reducir el azúcar en la sangre?

La fibra dietética presente en el limón, llamada pectina, previene los picos de glucosa en sangre.

El poder curativo del limón se debe a su bajo contenido energético, a un nivel equilibrado de sodio y potasio y a que es rico en fibra soluble, que puede retrasar la absorción de glucosa en el torrente sanguíneo, estabilizando así los niveles de azúcar y previniendo los picos altos de la misma.

Un estudio revelado en Remediosparaladiabetes.org, encontró que el extracto de las cáscaras de limón tiene potencial para prevenir el desarrollo de la obesidad y la diabetes tipo 2. Por eso, se recomienda no desechar la cáscara cuando se usa el limón como remedio para la diabetes.

Además, la naringenina, un flavonoide presente en las frutas cítricas, como los limones y las limas, tiene efectos beneficiosos similares a los del medicamento metformina. También tiene efectosantiinflamatorios, antioxidantes, reductores de lípidos y ha sido asociado con una mejora en casos de enfermedad renal diabética.

El té verde es rico en compuestos fenólicos, catequinas, flavonoides y cafeína. Foto: Getty images.
Un simple vaso de agua con limón también es un gran remedio natural para regular la glucosa en las personas con diabetes. - Foto: Foto: Getty images.

El jugo de limón es especialmente bueno para integrar en la alimentación diabética; de hecho, cuando se consume con un alimento de IG alto, puede ralentizar la conversión del almidón en azúcar y con ello reduce el IG del alimento.

Nutrientes del limón para diabéticos

  • Fibra. La fibra dietética presente en el limón, llamada pectina, previene los picos de glucosa en sangre, favorece la salud de las bacterias intestinales y promueve una mayor saciedad.
  • Folato. Esta vitamina del grupo B mejora la salud de los vasos sanguíneos, por eso, ayuda a impulsar la circulación sanguínea y reduce el riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares.
  • Limonoides. Estos compuestos, presentes en todos los cítricos, pueden ayudar a combatir diferentes tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de colon, bucal, de piel, mama, estómago y pulmón.
  • Vitamina C. Además de combatir el daño oxidativo y la inflamación en el organismo, esta vitamina antioxidante es esencial en el soporte del sistema inmunológico y la producción de colágeno.

Té de bálsamo de limón para la diabetes

Según el magacín especializado en salud, Healthline, los aceites esenciales de bálsamo de limón pueden ayudar a estimular la absorción de glucosa e inhibir la síntesis de glucosa en el cuerpo, lo que hace que los niveles de azúcar en la sangre disminuyan.

Para preparar la infusión, solo se necesita una cucharada de hojas secas de bálsamo de limón (o dos cucharadas de hojas frescas), 300 mililitros de agua hirviendo, miel, azúcar o agave para endulzar (opcional).

Preparación:

  • Agregar las hojas a un colador de té.
  • Hervir el agua.
  • Verter el agua caliente en la taza de té y dejar que las hojas de bálsamo de limón se remojen de cinco a diez minutos.
  • Retirar el colador de té y endulzar con miel, azúcar o agave (opcional).

Infusión de cáscara de limón

Ingredientes:

  • 1 litro de agua.
  • Cáscara de dos limones.
  • 1 ramita de manzanilla.
  • El jugo de un limón.

Preparación:

  • Poner a hervir el agua y añadir las cáscaras y a los dos minutos agregar el jugo de limón.
  • Luego, dejar que hierva unos 15 minutos y luego añadir el edulcorante, debe reposar unos 10 minutos.
  • Posteriormente, consumir y disfrutar. Se recomienda beber después de las comidas.

Teniendo en cuenta que los diabéticos deben abstenerse de los carbohidratos refinados y apostar por el consumo de alimentos y bebidas con alto contenido de fibra y antioxidantes: un simple vaso de agua con limón también es un gran remedio natural para regular la glucosa en las personas con diabetes.