salud

Con estos consejos es posible controlar el asma

Según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, al menos 10 % de la población de niños y adolescentes padece asma.


El asma es una enfermedad que afecta los pulmones y suele ser de duración prolongada en los niños, aunque los adultos también pueden padecerla, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su siglas en inglés).

“Si usted tiene asma tendrá la enfermedad todo el tiempo, pero sufrirá ataques solamente cuando algo afecte sus pulmones”, explica CDC.

Al padecer asma, las vías respiratorias de los pacientes suelen inflamarse y estrecharse. Esto puede conllevar a presentar sibilancias, es decir un sonido chillón durante la respiración; tos, especialmente por la noche o temprano en la mañana; problemas para respirar; así como opresión en el pecho.

Estos síntomas pueden variar de leves a graves, es decir, pueden presentarse todos los días o solo de vez en cuando.

En el momento en que las señales de esta enfermedad empeoran, situación que se conoce como ataque de asma o crisis asmática, es importante consultar al médico tratante para confirmar si se requiere un cambio en el tratamiento, esto teniendo en cuenta que en algunos casos, estos ataques pueden poner en peligro la vida, explica MedlinePlus portal web especializado en salud.

Además, Mayo Clinic reveló en su portal web que se cree que varios factores que aumentan las probabilidades de padecerla son:

  • Tener un pariente consanguíneo con asma, como padre o hermano.
  • Tener otra afección alérgica, como la dermatitis atópica, que provoca enrojecimiento y picazón de la piel, o la fiebre del heno, que causa goteo nasal, congestión y picazón en los ojos.
  • Sobrepeso.
  • Ser fumador.
  • Exposición como fumador pasivo.
  • Exposición a gases de escape o a otros tipos de contaminación.
  • Exposición a desencadenantes en el ámbito laboral, como las sustancias químicas utilizadas en las industrias de la agricultura, la peluquería y la fabricación.

Por lo anterior el medio especializado Mejor con Salud, listó algunos tips que pueden ayudar a que un asmático viva tranquilo.

Limpieza y orden en el hogar

Aquellos que poseen alergias, además del asma, pueden verse gravemente afectados por el polvo. Por ello, se recomienda hacer limpieza constante, cambiar los cubrecamas con frecuencia, mantener los alimentos bien almacenados y usar detergentes y desinfectantes sin fragancias.

No fumar

El humo del tabaco, combinado con la nicotina, pueden ser elementos mortales para el cuerpo humano, especialmente si se ha desarrollado asma. Por lo que es imprescindible dejar el cigarrillo para respirar mejor y aminorar los síntomas de la enfermedad.

También hay que alejarse de los ambientes contaminados por el tabaco, pues, si se es fumador pasivo, se empeorarán las señales.

Cambiar de trabajo

Para aquellas personas que poseen un trabajo en donde se esté expuestos constantemente a polvo de madera, a hongos, y algunas sustancias químicas, deben procurar cambiar de trabajo.

A pesar de ello, no siempre es posible, en este caso, también se recomienda contrarrestar los síntomas con medicamentos recetados por el médico o con elementos de protección como las mascarillas.

Hacer ejercicio y cuidar la alimentación

El ejercicio siempre hará parte de una vida saludable, por lo que se recomienda hacerlo constantemente. Sin embargo, se deben tener algunas precauciones. Por ejemplo, si el asma es muy aguda hay que consultar que tipo de actividad física es conveniente, además, si es posible, evitar jugar al fútbol en campos cuyo césped haya sido recientemente podado.

La natación es uno de los deportes más recomendados para quienes padecen esta afección.