vida moderna

¿Cuáles frutas son ricas en agua y que beneficios tiene su consumo?

Ingerir frutas debe ser complementado con un estilo de vida saludable que involucre actividad física.


Las frutas y verduras mantienen sano el organismo y añaden variedad, sabor y textura a las dietas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir por lo menos 400 gramos diarios para obtener sus beneficios nutricionales y para la salud.

Se estima que el consumo insuficiente de frutas y verduras es la causa de alrededor del 14 % de las muertes por cáncer gastrointestinal en todo el mundo, del 11 % de las muertes por cardiopatías isquémicas y del 9 % de las muertes por accidentes cerebrovasculares.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la evidencia es clara: las frutas y verduras son una parte importante de una dieta saludable. Ayudan a los niños a crecer y apoyan las funciones corporales y el bienestar físico, mental y social en todas las edades.

Además, pueden ayudar a prevenir todas las formas de malnutrición (desnutrición, deficiencia de micronutrientes, sobrepeso y obesidad) y reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles. Junto con la malnutrición, las dietas poco saludables se encuentran entre los 10 principales factores de riesgo de enfermedades a nivel mundial.

Existe una gran variedad de frutas, dependiendo su color u origen aportan nutrientes distintos al organismo. Además, algunas contienen mayor cantidad de agua que otras. Incluso, la revista especializada en salud y estilo de vida UnComo, publicada a través del portal Mundo Deportivo, listó las frutas que más contienen este líquido:

  • Fresa: el consumo de fresas se ha relacionado con diversas mejoras en la salud, tanto a nivel cardiovascular como por su potencial protección contra enfermedades como la diabetes tipo 2 o el cáncer. El consumo de dos porciones y media de fresas cada día también disminuiría los niveles de colesterol LDL en sangre de manera significativa, y el 92 % de ella es agua.
  • Melón: es un fruto rico en vitaminas A y C; minerales como potasio, magnesio, calcio y hierro, además de fibra y, especialmente, agua, pues el 90 % de su constitución está conformado por este líquido.
  • Naranja: es una de las frutas más apetecidas por los consumidores en el mercado gracias a su alto contenido en vitamina C. También cuenta con hidratos de carbono, ácido fólico, minerales y fibra. Según el Comité Científico 5 al día, una pieza de 100 gramos aporta los valores nutricionales que el cuerpo necesita a lo largo de la jornada. Contiene 87 % de agua.
  • Sandia: aunque no tiene tanta fibra como otras, no tiene grasa y se caracteriza por ser un alimento rico en agua. Alrededor del 92 % de esta fruta contiene el líquido. Dentro de sus nutrientes están la vitamina A, B y C. Ayuda a mejorar la salud cardiovascular, a aliviar la fatiga muscular y contiene efectos antioxidantes.
  • Toronja: su alto contenido en agua (91 %) y en fibra, ayuda a saciar el hambre rápidamente. Además, favorece la pérdida de peso. Un estudio publicado en Nutrition and Metabolism concluyó que consumir jugo de toronja antes de cada comida incrementa los niveles de colesterol HDL (bueno) en la sangre y reduce los del malo.
  • Melocotón: entre las propiedades benéficas del melocotón se incluye que no tiene cantidades grandes de hidratos de carbono y calorías. En su lugar, aporta fibra y nutrientes esenciales que sirven en la digestión y la regulación del movimiento intestinal. Contiene 88 % de agua.
  • Piña: aporta fibra y agua al organismo, de hecho, posee más de un 85% de agua. Entre sus múltiples propiedades, está comprobada su mediación en procesos inflamatorio y con una importante acción microbiana. La piña también es fuente de vitamina C.