vida moderna

Naranjas: esto le pasa a su cuerpo si las come por la noche

Consumir una naranja antes de dormir puede dificultar conciliar el sueño.


La naranja es una de las frutas más apetecidas por los consumidores en el mercado, y esto es debido a su exquisito sabor y a la gran cantidad de beneficios que contiene para el organismo, además de ser la favorita por tradición cuando hay problemas de resfriados, gracias a su alto contenido en vitamina C; sin embargo, hay unas consecuencias para el cuerpo si se consumen por la noche.

Esta fruta es el jugo natural preferido para el desayuno por muchos ciudadanos, pues cuenta con vitamina C, hidratos de carbono, ácido fólico, minerales y fibra, además de una fuerte actividad provitamínica A, según el portal Mejor con Salud.

El zumo de naranja puede beneficiar tanto a personas con niveles de colesterol alto y también a quienes quieran evitar la enfermedad. Sin embargo, se deben tener en cuenta una serie de recomendaciones para no tomarla en exceso y adquirir hábitos poco convenientes.

Según el Comité Científico “5 al día”, una pieza de 100 o 150 gramos aporta los valores nutricionales que el cuerpo necesita a lo largo de la jornada. Por lo tanto, teniendo en cuenta el peso y las medidas de la fruta, lo ideal es tomar dos piezas al día.

Motivos para evitar comer naranja por las noches

Algunos alimentos o bebidas antes de dormir afectan de manera directa la calidad del sueño, pues está comprobado por expertos, quienes señalan que luego de cenar hay que esperar un par de horas antes de ir a la cama para asegurar una buena digestión.

Por lo que señalan que probablemente consumir una naranja antes de dormir, dificulte pasar una buena noche. Esto debido a su sabor ácido, al igual que otras frutas como el Kiwi, la piña o frambuesa, además de que contienen fructosa y no se podrá quemar mientras se duerme.

Comer naranja por la noche puede tener como consecuencia una digestión difícil, por mucho que se haya disfrutado su sabor. Esto puede traducirse en pesadez estomacal, acidez o ardor. Este efecto producirá que no se logre conciliar el sueño debido al dolor estomacal.

Otro motivo es evitar ingerir el zumo de naranja por la noche, esto como consecuencia de su alto contenido de vitamina C, esto probablemente produzca insomnio en algunas personas, por lo que se recomienda consumirlo solo en las mañanas.

¿Es lo mismo consumir zumo de naranja que la fruta?

No, no lo es. La gran diferencia es la cantidad de fibra y azúcar en una u otra versión.

La pieza de fruta entera aporta más fibra; y el zumo, mayor cantidad de azúcar. Por ejemplo: un vaso de zumo de naranja aporta la misma cantidad de azúcar que dos naranjas enteras pero un contenido de fibra mucho menor.

Por eso, pese a que el zumo de fruta sea natural y se pueda tomar de vez en cuando, no debe sustituir a la pieza de fruta, así lo afirman la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Academia Americana de Pediatría y el comité de nutrición de la Asociación Española de Pediatría.

Recomendación: consultar con el médico tratante antes de iniciar cualquier dieta que incluya naranjas todos los días, ya que todo en exceso es perjudicial y cada organismo es distinto.