Calentamiento Global
El hielo en el cuerpo y en la cara ayuda a rejuvenecer y tonificar, ya que cierra los poros dilatados y tersa la piel al encogerse del frío, - Foto: Getty Images

vida moderna

Arrugas: así se pueden prevenir con cubos de hielo

Cuando se encuentra perfectamente limpio, puede tener beneficios en la dermis gracias al frío.

Desde hace siglos los secretos de belleza han acompañado a la humanidad, particularmente los que son de origen más naturales: los ungüentos con hierbas, los baños en leche y rosas, por ejemplo. Sin embargo, pocos conocen los beneficios de un ingrediente que está en todas las neveras de los hogares: el hielo (que es un tanto más contemporáneo).

Este es uno de los tratamientos favoritos de las top models (como Irina Shayk, que lo usa con frecuencia). El hielo, cuando se encuentra perfectamente limpio, puede tener beneficios en la dermis gracias al frío, que van desde cerrar los poros o contrarrestar las arrugas, según la revista Vogue México.

El magazín El Mundo Deportivo, en su sección de belleza y bienestar, señala que el hielo en el rostro se utiliza para muchas cosas, dependiendo de cuál sea el objetivo. Su fama viene principalmente por ser un potente antiarrugas casero, pero también se puede utilizar para el acné o las espinillas, para los puntos negros, para mejorar la circulación, para tersar la piel y para desinflamar.

Este es un ritual que llevan a cabo la mayoría de mujeres asiáticas cada mañana, de ahí que siempre tengan un aspecto tan juvenil y de porcelana.

Cuidado de la piel, arrugas, envejecimiento, belleza, cutis, japonesa, colágeno, ácido hialurónico
Este es un ritual que llevan a cabo la mayoría de mujeres asiáticas cada mañana, de ahí que siempre tengan un aspecto de porcelana. - Foto: Getty Images

Hielo en la cara para las arrugas

El hielo en el cuerpo y en la cara ayuda a rejuvenecer y tonificar, ya que cierra los poros dilatados y tersa la piel al encogerse del frío, se evita así la aparición de nuevas arrugas, a la vez que combate las que ya existen.

La técnica de rejuvenecimiento del rostro con hielo consiste en frotar hielo sobre las líneas del rostro en horas de la mañana y por la noche para hidratarlo, tonificarlo y evitar la aparición de arrugas prematuras.

El tratamiento facial con hielo es ideal para:

  • Desinflamar los ojos hinchados y combatir las ojeras, así lo afirma este estudio realizado por la Universidad de las Américas (Chile).
  • Una investigación realizada por la Universidad de Extremadura afirma que el hielo sirve para estimular la circulación sanguínea.
  • Refrescar y tonificar el rostro sin efectos secundarios.
  • Prevenir y combatir la aparición temprana de arrugas (aunque no existen suficientes evidencias científicas que lo avalen).
  • Limpiar los poros y prevenir los puntos negros.
  • Una investigación realizada por la Universidad de Extremadura afirma que el hielo sirve para estimular la circulación sanguínea.

El tratamiento facial con hielo

Para aplicar este tratamiento todos los días es importante seguir estos pasos:

  • Antes de empezar con el tratamiento es muy importante limpiar a profundidad la piel del rostro y cerciorarse de que quede libre de maquillaje.
  • El hielo se debe envolver en un paño suave de algodón o una tela; lo importante es tener presente que no se debe poner directamente sobre el rostro.
  • El paño se debe frotar por las diferentes áreas del rostro, permaneciendo uno o dos minutos en cada parte.
  • Se recomienda hacer movimientos circulares con los cubos de hielo a lo largo del área de la mandíbula y barbilla, en la frente, las mejillas y en el área de la nariz. Al llegar al área de los ojos se debe frotar con más cuidado.
  • Para completar este tratamiento se recomienda aplicar un tónico facial natural u otro producto contra el acné.

Hielo para acné y espinillas

Cabe recordar que para combatir el acné y las molestas espinillas es necesario dar con el origen del problema y buscar un tratamiento adecuado para el tipo de piel que se tenga con ayuda de un dermatólogo.

El hielo puede servir como un apoyo adicional para refrescar la piel y combatir el exceso de sebo que se va acumulando cuando se sufre de este problema.

  • Frotar el hielo dos o tres minutos sobre la piel afectada, hasta que se sienta el frío al tacto.
  • No mantener el contacto con el cubo de hielo por más tiempo del recomendado, ya que podría causar dolor e incluso quemaduras en la piel, según un estudio realizado por el Hospital del Trabajador de Santiago, en Chile.
  • Después de pasar el hielo, aplicar el tratamiento elegido para combatir el acné.