vida moderna

¿Cuáles son las enfermedades de transmisión sexual que se pueden curar?

Algunas personas pueden no presentar síntomas.


Las infecciones de transmisión sexual (ITS), también conocidas como enfermedades de transmisión sexual (ETS) no suelen presentar síntomas. No obstante, es importante realizar pruebas médicas a tiempo para evitar mayores complicaciones en el estado de salud. Según explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro, dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación “si no se tratan pueden tener consecuencias graves, como ceguera y otras manifestaciones neurológicas, infertilidad, transmisión maternoinfantil o defectos congénitos”.

Según explica la entidad, las ITS se transmiten predominante por el contacto sexual (sexo vagina, anal y oral). Algunas de estas enfermedades también pueden transmitirse a través de la sangre y los hemoderivados; además de que puede ser adquirido por un hijo, durante el embarazo de su madre o el parto.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, existen cuatro ITS que son curables:

  1. Clamidiasis
  2. Gonorrea
  3. Sífilis
  4. Tricomoniasis

Clamidiasis

Puede afectar tanto a hombres como a mujeres. Esta infección puede provocar daños graves en el aparato reproductor de la mujer y disminuir las posibilidades de un embarazo. “La infección por clamidia también puede provocar un embarazo ectópico (embarazo que ocurre fuera del útero) que puede ser mortal”, explican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos señala algunos de los síntomas de esta infección:

Mujeres

Hombres

  • Secreción del pene.
  • Sensación de ardor al orinar.
  • Ardor o picazón alrededor de la abertura del pene.
  • Dolor e inflamación en uno o ambos testículos.

Si la infección afecta el recto, puede provocar dolor rectal, secreción o sangrado.

Gonorrea

Esta ITS suele afectar frecuentemente la uretra, el recto o la garganta. En el caso de las mujeres, puede infectar el cuello de la matriz, según detalla Mayo Clinic.

En algunas personas, la gonorrea no provoca síntomas. No obstante, esta ITS puede afectar diferentes partes del cuerpo.

Hombres

  • Dolor al orinar.
  • Secreción similar al pus de la punta del pene.
  • Dolor o hinchazón en un testículo.

Mujeres

  • Aumento del flujo vaginal.
  • Dolor al orinar.
  • Sangrado vaginal entre períodos, por ejemplo después de una relación sexual vaginal.
  • Dolor abdominal o pélvico.

Otras partes del cuerpo

  • Recto: comezón anal, secreción del recto (parecida al pus), manchas de sangre color rojo al momento de defecar y tener que realizar demasiado esfuerzo para las deposiciones.
  • Ojos: dolor ocular, sensibilidad a la luz y secreción (parecida al pus).
  • Garganta: dolor de garganta e inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello.
  • Articulaciones: articulaciones calientes, enrojecidas, hinchadas o con mucho dolor.

Sífilis

Esta infección de transmisión sexual afecta los labios, boca y el ano. De acuerdo con Medline Plus, “si se detecta a tiempo, la enfermedad se cura fácilmente con antibióticos. El uso correcto de preservativos de látex disminuye enormemente, aunque no elimina, el riesgo de adquirir y contagiarse la sífilis”.

Algunas personas no se dan cuenta de los síntomas de la sífilis durante años, los cuales pueden aparecer y desaparecer. Al inicio, esta infección provoca una llaga. Luego, una inflamación de los ganglios linfáticos cercanos.

Tricomoniasis

Esta ETS es una de las más comunes y es causada por el parásito protozoario Trichomonas vaginali, señalan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

En los hombres, los síntomas incluyen: picazón o irritación dentro del pene, ardor después de orinar o eyacular y secreción en el pene.

En el caso de las mujeres, los síntomas más comunes son: picazón ardor, dolor o enrojecimiento en los genitales, molestar al orinar, secreción inusual de color blanca, verde o amarilla.