nutrición

¿Cuáles son las mejores dietas para bajar de peso?

Estas son algunas dietas efectivas para bajar de peso y las ventajas y desventajas de cada una de ellas.


La dieta hace referencia a cualquier conjunto de alimentos que se consume diariamente. Por lo tanto, cuando se habla de una dieta para bajar de peso se refiere a modificar los hábitos de consumo diario para reducir la ingesta ya sea de grasas, carbohidratos u otros tipos de alimentos con el objetivo de reducir la masa corporal.

Hoy en día, hay muchas opciones de dietas a las cuales recurrir. Estas son algunas dietas que pueden ser efectivas, dependiendo de las necesidades de cada organismo:

Dieta cetogénica o keto:

La dieta keto o cetogénica consta de una reducción en la ingesta de carbohidratos y un aumento en el consumo de grasas para alcanzar un estado constante de cetosis, una función metabólica en la que el organismo obtiene la energía de cuerpos cetónicos, que son sustancias producidas naturalmente ante bajos niveles de consumo de azúcares. Esto ayuda a reducir rápidamente el peso corporal.

Sin embargo, mantener el cuerpo en estado de cetosis no es fácil, cualquier porcentaje de carbohidratos de más implica que los cuerpos cetónicos dejarán de ser liberados. Adicionalmente, esta dieta puede tener un efecto rebote y puede generar problemas gastrointestinales por producir cambios bruscos en la alimentación.

Dieta hipocalórica

En esta dieta se reduce extremadamente la ingesta calórica al igual que en la keto, pero no se busca llegar al estado de cetosis. Es decir que se restringe el consumo de hidratos de carbono y no se aumenta el consumo de grasas y proteínas, por lo tanto el cuerpo empieza a usar las reservas de grasa como principal fuente de energía.

A pesar de ser una dieta eficaz para perder peso rápidamente, hay altas posibilidades de caer en un efecto rebote. Es decir que, una vez se vuelve a aumentar la ingesta calórica, es muy probable que el peso reducido se vuelva a ganar con la misma rapidez.

Dieta DASH

La dieta DASH recibe su nombre por las siglas de Dietary Approaches to Stop Hypertension (acercamiento dietario para detener la hipertensión) y es un régimen alimenticio que se basa en eliminar la ingesta de sodio para prevenir enfermedades cardiovasculares. A pesar de que este sea su objetivo principal, la dieta DASH incluye verduras, frutas y cereales, por lo cual, a largo plazo, sirve para reducir el peso y controlar el nivel de insulina y triglicéridos en la sangre.

Dieta mediterránea

Como su nombre lo indica, esta dieta tiene como origen la cocina tradicional de la zona mediterránea. Se basa en productos de origen vegetal, es decir, verduras, frutas, frutos secos, legumbres, pan, cereales y aceite de oliva, con pocas cantidades de proteína animal. Sus beneficios incluyen reducir enfermedades cardíacas y un estudio realizado por The American Journal of Medicine concluyó que tener este régimen alimenticio, a largo plazo sí reduce el peso y puede ser más eficiente que una dieta baja en carbohidratos o grasas.

Dieta paleo

La dieta paleo o paleontológica es un acercamiento al régimen alimenticio ancestral. Los alimentos de esta dieta son aquellos que se consumían antes del desarrollo de la industria alimenticia. Los procesados se eliminan, al igual que la sal y el azúcar, mientras que se potencia el consumo de carnes, pescados, frutas, verduras, legumbres, semillas y frutos secos. Esta dieta proporciona un alto nivel de energía, pero es necesario encontrar un balance para evitar el consumo excesivo de carnes. En cuanto a bajar de peso, esta dieta funciona gracias a que también se reduce la ingesta calórica.

Dieta proteica

En esta dieta se aumenta el consumo de proteínas mientras se reduce el de carbohidratos y grasas, lo que se traduce en una alimentación baja en calorías. Los grupos alimenticios que más se consumen en este régimen son las carnes, los pescados y los derivados de lácteos, pero esto puede generar una carencia en el organismo de los nutrientes, minerales y vitaminas que aportan los vegetales, cereales y frutas.

Dieta detox

El objetivo principal de esta dieta es recuperar el estado metabólico del organismo consumiendo sólo alimentos líquidos y jugos depurativos. Con esto se logra eliminar excesos de grasas de manera rápida, pero esta dieta no asegura que el cuerpo reciba la cantidad de energía necesaria para su buen funcionamiento. Adicionalmente, no hay estudios que confirmen que usar esta dieta realmente ayude a reducir el peso a largo plazo, pero hacerla esporádicamente sí ayuda a liberar toxinas.

En conclusión, todas las dietas tienen ventajas y desventajas, cada una puede tener buenos resultados a la hora de bajar de peso, pero también pueden generar problemas de salud a largo plazo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la dieta ideal es aquella que cumpla todos los requerimientos de nutrientes, minerales, vitaminas y calorías necesarias para el buen funcionamiento del organismo y que no tenga muchas grasas trans. Además, el ejercicio es un buen aliado para poder alcanzar el peso deseado sin necesidad de entrar en déficit calórico o caer en un efecto rebote luego de bajar de peso.