salud

¿Cuándo preocuparse por sangre en la orina?

Infecciones urinarias, cálculos en los riñones y agrandamiento de próstata son algunas de las causas de la hematuria.


La presencia de sangre en la orina suele ser un signo alarmante de que algo no está funcionando bien en el cuerpo, por lo que hay que acudir al médico para averiguar cuál es la causa. Las personas afectadas por esta anomalía suelen presentar dolor lumbral, dolor abdominal bajo y necesidad urgente de orinar o dificultar para hacerlo.

De acuerdo con Mayo Clinic, esta afección tienen diferentes factores de riesgo que la hacen aún más probable, entre los más importantes está la edad, una infección reciente, antecedentes familiares, cierto medicamento como los analgésicos antiinflamatorios no esteroides y la sobrecarga de ejercicios.

Causas alarmantes de rastros de sangre en la orina

Según la revista Mayo Clinic, cuando se da la presencia de sangre en la orina, los riñones permiten que se filtren células sanguíneas en la orina, por lo cual, esa infiltración se debe a varios problemas:

Infecciones de las vías urinarias: se producen cuando ingresan bacterias en el cuerpo a través de la uretra y se multiplican en la vejiga. Algunos síntomas que las derivan son la necesidad constante de orinar, dolor y ardor al orinar y su olor es muy fuerte. En algunos adultos mayores, el único signo de enfermedad puede ser la sangre microscópica en la orina.

Orina
Infecciones urinarias, cálculos de los riñones y agrandamiento de la próstata son algunos de las causas de la hematuria. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Infección renal: esta se puede presentar cuando ingresas bacterias en los riñones desde el torrente sanguíneo o a través de los uréteres de los riñones. Los signos y síntomas suelen ser similares a los de las infecciones de vejiga.

Cálculos en la vejiga o riñones: en muchos casos, los minerales presentes en la orina concentrada forman cristales en las paredes de los riñones o de la vejiga y con el tiempo estos se pueden transformar en piedras pequeñas y duras que se llaman cálculos.

Estas piedras no suelen causar dolor, de modo que es probable que se pase por alto hasta que se produzca un bloqueo o pasen por las vías urinarias. Es importante aclarar que los cálculos en los riñones o en la vejiga pueden provocar un sangrado visible o microscópico.

Agrandamiento de la próstata: la glándula prostática que se encuentra debajo de la vejiga y rodea la parte superior de la uretra, suele agrandarse a medida que los hombres se cercan a la mediana edad. Esto ocasiona una compresión a la uretra, lo cual bloque el flujo de orina y provoca un sangrado visible o microscópico en la orina.

Lesión renal: un golpe o una lesión en los riñones por un accidente o por practicar un deporte de contacto puede provocar un sangrado visible en la orina.

Medicamentos: la ciclofosfamina es un medicamento que se usa contra el cáncer, y la penicilina pueden provocar sangrado urinario. Así mismo, en muchas ocasiones medicamentos como la aspirina o heparina también pueden ocasionar un sangrado leve.

¿Cómo tratar la presencia de sangre en la orina?

El tratamiento siempre va a depender de la causa de la presencia de sangre en la orina. De esta manera, se debe acudir al médico par determinar la causa. En la consulta, el médico suele preguntar por los antecedentes familiares, los cuales son importantes para este signo alarmante, y luego le ordene un análisis de orina.

El laboratorio médico analizar la muestra de orina para determinar si hay señales de infección, insuficiencia renal u otras anomalías. En el caso de que la presencia de orina se deba a una infección, es posible que el médico le recebe un antibiótico.