vida moderna

¿Cuántos años de diferencia puede haber en una pareja para una relación sana?

Comunicación, respeto, libertad y confianza son puntos cruciales para tener una relación saludable.


Para el amor no hay fórmulas secretas; sin embargo, muchas personas se cuestionan cuál puede ser la edad correcta o ideal de su pareja o cuántos son los años de diferencia que pueden favorecer o perjudicar la relación.

De acuerdo con la revista Mejor con Salud, la idea que muchas personas tienen es que, a mayor diferencia de edad, más numerosas son las posibilidades de separación en el futuro. No obstante, las distintas tendencias a nivel evolutivo según el sexo ponen en duda esta hipótesis.

Un análisis realizado por los profesores Gómez-Jacinto y Hombrados-Mendieta de la Universidad de Málaga evidenciaron que los hombres siguen eligiendo a mujeres de menor edad y esto se acentúan aún más a medida que estos se hacen mayores.

Los autores del estudio también señalan que las mujeres suelen buscar a compañeros de una edad más avanzada y este patrón se da por condiciones como el empleo, el lugar de residencia y la religión.

Por lo general, en la etapa del enamoramiento todo es divertido y el hecho de que haya 10 o más años de diferencia entre la pareja, muchas veces no se vuelve un problema, sino en una oportunidad para compartir cosas o vivencias que el otro no ha vivido. Sin embargo, como toda relación, existen problemas que se pueden acentuar aún más y por ello, la revista Mejor con Salud explica algunos de ellos:

  • Problemas de comunicación: con frecuencia, este tipo de problemas se presentan porque no se comparten los mismos temas de conversación y si la pareja deja de esforzarse por intereses comunes, se puede presentar el aburrimiento o el mal humor que puede desencadenar el fin de la relación.
  • Distintas necesidades biológicas y emocionales: temas como el deseo de ser padres suele ser una fuente de conflicto irremediable cuando hay una diferencia de edad entre la pareja.
  • Puntos de vista incompatibles: muchas veces, la educación y las costumbres de cada edad ocasiona que el diálogo se vuelva difícil y se puede llevar a decisiones que desequilibren la salud mental de cada miembro de la pareja.

Consejos para tener una relación sana

  • Amar siempre desde la libertad: esto significa que el otro no le pertenece y que ambos deben ser completamente libres para mantener una relación sana. Como tal, amar desde la libertad significa aceptar que el otro tiene derecho de tomar las decisiones que quiera y elegir que hacer con su vida, mientras no afecte directamente a la pareja, lo cual conlleva una responsabilidad afectiva.
  • Aprender a comunicarse: una buena comunicación es uno de los pilares fundamentales para tener una buena relación de pareja, porque el diálogo es lo que permite crear los proyectos de vida en común y dónde se puede negociar, ceder y llegar a acuerdos.
  • No descuidar la relación: por lo general, al iniciar una relación las parejas suelen ser detallistas, pero esto con el paso del tiempo se desvanece poco a poco y en muchas ocasiones desaparece por completo. Como tal, las relaciones son como las platas, si no se riegan, mueren.
  • Cambiar, cuando se quiere que el otro cambie: muchas veces, las personas intenta cambiar a su pareja sin obtener algún resultado, lo cual lleva a repensar que las personas solamente cambian cuando lo quiere hacer. Por ello, lo importante no es modificar las acciones o pensamientos del otro, sino cambiar uno mismo.
  • Respeto y confianza: una relación no puede ser próspera sin respeto y confianza, por lo cual amar implica crear lazos de confianza y respeto, porque de lo contrario la relación puede llevar a una infidelidad o simplemente a finalizar.