Tendencias
Cerebro, memoria
Con el pasar de los años el cerebro sufre cambios a procesos como el de la memoria. - Foto: Getty Images

vida moderna

Dieta de la memoria: el listado de las cinco mejores vitaminas para mejorarla

Si las pérdidas de memoria son significativas se debe consultar con un especialista.

La desmejora de la memoria puede ser una parte normal del envejecimiento. La memoria es un proceso que sirve para codificar información, almacenarla en el cerebro y recuperarla cuando la persona requiera.

Existen diferentes tipos de memoria humana, entre las que se encuentra la que es a largo plazo, a corto y la llamada fotográfica. Desde el momento del nacimiento, el cerebro humano recibe información para ser almacenada.

Cómo caminar, cómo hablar y cada etapa de enseñanza es exitosa gracias a la memoria, por lo que esta es la función cerebral que participa en todos los aprendizajes de los individuos. Es decir, que cuando el ser humano conoce cómo hacer algo, debe buscar en su cerebro la información que obtuvo en una primera vez para poder realizarlo de nuevo.

Olvidar dónde quedaron las llaves o no recordar pequeñas cosas de la vida cotidiana son síntomas que empiezan a preocupar a las personas. Aunque lo más recomendable en estos casos es visitar al médico, existen rutinas y alimentos que mejoran los procesos cognitivos.

Además, es importante tener cuáles vitaminas son las más recomendadas para mantener la memoria en óptimas condiciones. Algunas de estas son:

Vitamina B12

El diario español Mundo Deportivo reveló, en su sección de salud, que la vitamina B12 es un nutriente que ayuda a mantener la salud de las neuronas y esta se encuentra naturalmente en alimentos de origen animal, como pescado, carne, aves, huevos, leche y productos lácteos.

El Centro de Información online de Medicamentos Autorizados (Cima) de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) indicó que “en prevención y tratamiento de deficiencia de vitamina B12 se recomienda en general: una cápsula al día durante ocho semanas y una cápsula a la semana como dosis de mantenimiento”.

Vitamina B1

La también conocida como tiamina contribuye a que las células del cuerpo conviertan los carbohidratos en energía. Si bien la función esencial de los carbohidratos es brindar energía al cuerpo, con el consumo de vitamina B1 estos van sobre todo, al cerebro y al sistema nervioso.

Esta vitamina también juega un papel en la contracción muscular y la conducción de las señales nerviosas; además, es esencial para el metabolismo del piruvato, que es una molécula importante en varias reacciones químicas del cuerpo, según el portal especializado en salud MedlinePlus.

Vitamina E

Esta vitamina puede beneficiar a la memoria. Un estudio de la Asociación Americana de Medicina, citado por el portal Psicología y mente, encontró que niveles altos de vitamina E anticipan y retrasan el desarrollo de enfermedades degenerativas del cerebro.

Vitamina B6

La vitamina B6 regula la memoria y el aprendizaje, por esta razón cuando hay una carencia de ella el organismo siente que disminuyen las capacidades cognitivas.

Expertos afirman que la falta de la vitamina B6 le genera varios cambios al organismo, ya sea en el apetito, el sueño o en el pensamiento. Por eso, recomiendan estar alerta ante las señales que indican una deficiencia en el cuerpo.

Además, el portal Sumédico recalca que la vitamina B6 ayuda a crear serotonina, la cual es la hormona para mejora el estado de ánimo.

Vitamina C

Este componente no solo fortalece el sistema inmunitario sino que también previene las enfermedades cognitivas como el alzheimer. El doctor Henrique von Gersdorff, coautor de un estudio realizado en la Universidad de Ciencias de la Salud de Oregón (Estados Unidos), aseguró que algunos receptores neuronales dejan de funcionar cuando se escasea este componente.

Algunos alimentos que tienen un alto contenido de vitamina C son los kiwis, la naranja, la papaya, el brócoli, el tomate, entro otros.