vida moderna

Dolor de rodilla: cinco métodos para aliviarlo naturalmente

Este tipo de acciones no reemplazan un tratamiento médico. Por eso, se debe consultar igualmente a un profesional para recibir el diagnóstico adecuado.


El dolor de rodilla puede padecerlo cualquier persona a cualquier edad. Este puede desarrollarse repentinamente o luego de sufrir una lesión. Quienes tienen sobrepeso y antecedentes de artritis, tienen un mayor riesgo de tener este malestar.

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, explica que hay muchos factores y afecciones médicas que pueden causar dolor de rodilla. Estos incluyen:

  • “Artritis (Incluyendo artritis reumatoidea, osteoartritis, lupus y gota).
  • Quiste de Baker Una hinchazón llena de líquido localizada detrás de la rodilla que puede ocurrir con hinchazón (inflamación) por otras causas, como artritis
  • Cánceres que pueden diseminarse a sus huesos o comenzar en estos
  • Enfermedad de Osgood-Schlatter
  • Infección en los huesos de la rodilla
  • Infección en la articulación de la rodilla
  • Bursitis -- Inflamación a causa de presión repetitiva sobre la rodilla, como arrodillarse por períodos prolongados, sobrecarga o lesión
  • Dislocación de la rótula
  • Fractura de la rótula u otros huesos.
  • Síndrome de la banda iliotibial -- Una lesión de la banda gruesa que va desde la cadera hasta la parte exterior de la rodilla
  • Síndrome patelofemoral -- Dolor en la parte frontal de la rodilla alrededor de la rótula
  • Ruptura de ligamentos -- Una lesión al ligamento cruzado anterior (LCA) o al ligamento colateral medio (LCM) que puede provocar sangrado en la rodilla, hinchazón o inestabilidad en la rodilla
  • Desgarro del cartílago (una ruptura de meniscos) -- Dolor que se siente en la parte interior o exterior de la articulación de la rodilla
  • Distensión muscular o esguinces -- Lesiones menores en los ligamentos causados por torceduras súbitas o no naturales”.

Métodos naturales para aliviar el malestar

Salud 180 señala cinco métodos para aliviar y prevenir el dolor de rodilla naturalmente:

  1. Zapatos adecuados: al momento de elegir un tipo de calzado es importante tener en cuenta que se debe ajustar a las necesidades y de acuerdo a la pisada. También pensar en el terreno en el que se practica deporte (en caso de que sea para este propósito).
  2. Mantener un peso saludable: el sobrepeso provoca una mayo presión en las rodillas, lo que puede aumentar el dolor y malestar. Lo recomendable es tener una alimentación saludable y realizar actividad física regularmente. Además, tener sobrepeso pone en riesgo la salud de las personas. Así lo detalla la Organización Mundial de la Salud. “A nivel mundial, el sobrepeso y la obesidad están vinculados con un mayor número de muertes que la insuficiencia ponderal. En general, hay más personas obesas que con peso inferior al normal. Ello ocurre en todas las regiones, excepto en partes de África subsahariana y Asia”.
  3. Intensidad y distancia moderada: al momento de correr se debe tener en cuenta los cambios bruscos de intensidad. Salud 180 recomienda aumentar “la fuerza o duración gradualmente. Además, no aumentes el kilometraje por más de 10 a 15 % por semana”.
  4. Elegir correctamente un terreno para ejercitarse: lo ideal es realizar el entrenamiento físico en una superficie que sea suave, resistente y uniforme. Evitar las inclinaciones.
  5. Realizar estiramientos: de acuerdo con el portal especializado en salud, se debe estirar al menos 20 segundos cada grupo muscular antes de realizar cualquier tipo de actividad física.

Terapia de calor y frío

Esta alternativa es una opción muy utilizada para aliviar el dolor de rodilla. El sitio web de salud Healthline brinda algunos consejos para hacerla:

  • Alternar entre frío y calor varias veces.
  • No deben sobrepasar los 20 minutos de calor.
  • Los dos primeros días luego de sufrir una lesión, se pueden aplicar compresas frías por 20 minutos, de 4 a 8 veces al día.
  • El hielo no debe aplicarse directamente en la piel.
  • Se debe tener cuidado al momento de aplicar calor, pues no debe estar demasiado caliente el elemento (almohadilla, paño, etc.).
  • En caso de que se tenga un brote, no se debe aplicar calor a la articulación.