vida moderna

El tipo de mujer que tiene más riesgo de sufrir una fractura de cadera

Es importante tener una alimentación rica en calcio.


Una fractura de cadera puede poner en riesgo la vida de la persona que la padece. Esta lesión ocurre porque los huesos se debilitan. Con el paso del tiempo y con enfermedades como osteoporosis, el riesgo de sufrirla se incrementa.

Los síntomas de esta fractura incluyen:

  • Incapacidad para caminar o levantarse tras una caída.
  • Dolor intenso en la cadera o la ingle.
  • Incapacidad para cargar peso sobre la pierna del lado de la cadera lesionada.
  • Hematomas e hinchazón en la zona de la cadera y alrededor de ella.
  • Pierna más corta del lado de la cadera lesionada.
  • Giro hacia afuera de la pierna del lado de la cadera lesionada.

Con la edad, los adultos mayores tienen un riesgo alto de sufrir caídas o desarrollar osteoporosis, una enfermedad que debilita y vuelve quebradizos los huesos, lo que aumenta el riesgo de padecer caídas.

“Entre un 5 y un 10 % de las caídas que sufren las personas mayores tienen como resultado una fractura ósea, especialmente de muñeca, hombro y cadera o cabeza del fémur, que suelen ser los puntos de impacto habituales. El riesgo de fractura como consecuencia de una caída aumenta hasta 30% en las personas de más de 80 años”, explica la entidad de salud Sanitas.

En el caso de las mujeres, es importante que tengan una alimentación rica en calcio y un estilo de vida saludable para disminuir el riesgo de padecer una fractura de cadera.

“Su cuerpo no puede producir calcio. Su cuerpo obtiene el calcio únicamente a través de los alimentos que consume o de los suplementos, si usted no consume suficiente calcio en su dieta o bien, si su cuerpo no absorbe suficiente calcio, los huesos se pueden debilitar o no crecer apropiadamente”, detalla Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

¿Cómo prevenir caídas?

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) señalan que cuidar de la salud integral puede ayudar a disminuir la posibilidad de sufrir caídas. A continuación brindan algunas recomendaciones para tener en cuenta:

Ejercitarse regularmente: la actividad física es un factor importante para la salud integral del cuerpo humano. Además de tener beneficios físicos como mantener un buen peso, contribuye a la salud mental, pues ayuda disminuir los síntomas de depresión y ansiedad.

Realizarse una revisión de la vista y de audición: algunos pequeños cambios en la audición y en la vista pueden provocar caídas. Por eso es importante consultar regularmente al médico para realizarse chequeos.

Descansar: algunas veces no dormir lo suficiente puede causar que las personas se sientan somnolientas y puedan caerse.

Osteoporosis

Esta enfermedad es silenciosa. Hay quienes se dan cuenta de que la padecen solo hasta que se fracturan un hueso. Por eso es importante realizarse exámenes médicos regularmente para verificar la salud de los huesos. De acuerdo con Medline Plus, la osteoporosis puede incluir los siguientes síntomas:

  • Dolor de espalda.
  • Postura encorvada.
  • Fracturas repetitivas en un mismo hueso.

La osteoporosis es una enfermedad en la que los huesos se debilitan o se adelgazan, por lo cual se vuelven quebradizos. Esto incrementa el riesgo de sufrir fracturas por movimientos simples como agacharse o toser.

Medline Plus señala que cualquier persona puede desarrollar osteoporosis; sin embargo, hay varios factores de riesgo:

  • El envejecimiento.
  • Ser de talla pequeña y delgada.
  • Antecedentes familiares de osteoporosis.
  • Tomar ciertos medicamentos.
  • Ser mujer de raza blanca o asiática.
  • Tener baja densidad ósea.

Según apunta Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, el riesgo de osteoporosis aumenta en las personas que tienen los siguientes problemas médicos:

  • Enfermedad celíaca.
  • Enfermedad intestinal inflamatoria.
  • Enfermedad renal o hepática.
  • Cáncer.
  • Mieloma múltiple.
  • Artritis reumatoide.