miomas en el útero
El síntoma más común es el dolor abdominal. - Foto: Getty Images

vida moderna

Estas son las señales que advierten de quistes en los ovarios

“El cáncer de ovario ocurre cuando hay cambios (...) en el material genético”, señala Medline Plus.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, Medline Plus, explica que los quistes en los ovarios “son sacos llenos de líquido en o sobre un ovario”, que suelen aparecer en la ovulación.

Estos quistes, en la mayoría de los casos, no provocan malestar y son pequeños. Ante la duda se recomienda consultar con un médico para descartar su diagnóstico a través de un examen pélvico.

Las señales de quistes en los ovarios

Como se indicó, no suelen causar signos graves, sin embargo, los siguientes síntomas aparecen también con algunas otras afecciones, por lo que se confunden con la posibilidad de la aparición de quistes.

  • Dolor abdominal agudo
  • Inflamación en la zona
  • Hinchazón
  • Acné

Los anteriores signos pueden ser el inicio del síndrome del ovario poliquístico, que se debe a que “las glándulas suprarrenales femeninas producen más hormonas masculinas de lo normal”, esta afección provoca aumento de peso, vello en el pecho, la cara, y el abdomen, acné, eincluso infertilidad.

Cualquier persona puede padecer de acné.
Cualquier persona puede padecer de acné. - Foto: Getty Images

Enfermedades que se asocian con el síndrome del ovario poliquístico

La institución señala que quienes padecen este síndrome tienen un factor de riesgo de desarrollar:

Diabetes

Según la Organización Mundial para la Salud (OMS), “el número de personas con diabetes pasó de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014. La prevalencia de esta enfermedad ha venido aumentando más rápidamente en los países de renta baja y mediana que en los de renta elevada”.

Esta enfermedad consiste en la no producción de insulina por el páncreas (diabetes tipo 1) y la resistencia de las células a ella (diabetes tipo 2). Además, algunas mujeres embarazadas desarrollan diabetes gestacional, que desaparece después del parto.

Cuando esta afección no es tratada y no se llevan los debidos cuidados, puede causar insuficiencia renal, ceguera, infarto de miocardio y hasta amputación de algunas extremidades. Además, la Clínica Mayo explica que por lo menos 50 % de los pacientes diabéticos puede verse relacionado con la enfermedad de los riñones.

Diabetes
El consumo de una alimentación equilibrada es una de las mejores formas de manetener los niveles de azúcar bajo control. - Foto: Getty Images

Presión arterial alta

La Clínica Mayo señala que la presión arterial alta es la “fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de tus arterias”, que puede traer complicaciones sobre el corazón.

Es de mencionar que esta afección también se denomina hipertensión y los síntomas no los perciben aquellos que la presentan, por lo que puede ser aún más peligrosa por lo silenciosa que es.

La Organización Mundial para la Salud (OMS) precisa que por lo menos 1.280 millones de personas adultas entre los 30 y 79 años son los más propensos a desarrollarla.

Cáncer de ovario

La American Cancer Society explica que el cáncer de ovario se debe a la proliferación de células en todo el cuerpo, y se origina en las trompas de Falopio, aunque en un principio se creía que era en los ovarios.

“El cáncer de ovario ocurre cuando hay cambios (mutaciones) en el material genético (ADN). A menudo, se desconoce la causa exacta de estos cambios genéticos”, asegura Medline Plus.

Enfermedad inflamatoria pélvica

La entidad americana indica que es una infección en los órganos reproductores de las mujeres que usualmente ocurre por transmisión sexual, donde las bacterias u hongos pueden llegar a la vagina y pasar por el sistema reproductor.

Los principales síntomas son: fiebre, escalofríos, dolor durante las relaciones sexuales, sangrado y dificultad para orinar.

Las mujeres que son más propensas a contraer esta infección son aquellas con una vida sexual activa y que son menores de 25 años. Además, tienen varias parejas sexuales, indica la entidad. Cabe señalar que quienes padecieron una enfermedad pélvica pueden ser vulnerables a que reaparezca.