Tendencias
Gastritis
La gastritis se presenta cuando el revestimiento del estómago resulta hinchado o inflamado. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

Gastritis: tratamientos naturales para combatir los síntomas

Los síntomas comunes de esta afección son dolor abdominal, falta de apetito, náuseas y vómitos.

La gastritis es un malestar que se presenta cuando algo irrita una capa de mucosidad que protege el estómago. Este padecimiento se produce por diversos factores, como la ingesta de ciertos medicamentos o por una infección provocada por la bacteria Helicobacter pylori.

Esta afección puede manifestarse repentinamente y durar poco tiempo (aguda), pero también convertirse en un problema crónico. En algunas ocasiones no genera síntomas y en otras sí. En caso de presentarse se reflejan en náuseas y vómitos, a veces con presencia de sangre; también, dolor abdominal, oscurecimiento de las heces y falta de apetito, según información de la compañía de salud Sanitas, de España.

Si bien en la mayoría de veces la molestia desaparece por sí sola, hay personas que requieren tratamiento y este dependerá de la causa. Por ejemplo, si el motivo es un medicamento, se debe consultar con el médico para que lo cambie o prescriba un protector gástrico que lo acompañe; en caso de ser por una infección bacteriana, es posible que se requiera de antibiótico.

Este padecimiento se presenta también debido a cirugías o por sufrir alguna enfermedad gástrica que inflama la mucosa del estómago, así como por la ingesta de alcohol, de acuerdo con información del instituto de investigaciones Mayo Clinic.

¿Cómo aliviar esta afección?

Para tratar este padecimiento de manera natural es posible recurrir al uso de remedios caseros prácticos. Una de las primeras recomendaciones es evitar los alimentos que generan inflamación los cuales incluyen productos procesados, gluten, alimentos ácidos, lácteos, dulces, picantes y alcohol.

Información del portal Medical News Today, indica que como parte de la dieta es importante eliminar las comidas abundantes y con muchos carbohidratos porque esto exige demasiado al sistema digestivo y agrava la gastritis. Lo recomendable es consumir comidas pequeñas de manera regular para facilitar el proceso digestivo.

En el marco de una dieta indicada, el ajo sería un aliado para cuidar el estómago. “Una investigación sugiere que el extracto de ajo ayudaría a reducir los síntomas de gastritis. Triturar el ajo crudo y comerlo también funcionaría bien”, precisa la citada fuente.

Si a una persona no le gusta el sabor del ajo crudo, es aconsejable picarlo y comerlo con una cucharada de mantequilla de maní o envuelto en un dátil deshidratado, para facilitar su ingesta.

Otra opción casera para hacerle frente a los síntomas de la gastritis es consumir probióticos, pues estos alimentos contribuyen a mejorar la digestión y estimular las deposiciones. Los suplementos probióticos introducen bacterias buenas al tracto digestivo, lo que ayuda a detener la propagación de la H. pylori. Algunos de los alimentos que contienen estas sustancias son el yogur, kimchi, col fermentada y kéfir.

No al cigarrillo y a los analgésicos en exceso

Por otro lado, fumar puede dañar el recubrimiento del estómago de una persona, al igual que demasiados analgésicos de venta libre, como la aspirina o el ibuprofeno. En el caso particular del cigarrillo está muy relacionado con la posibilidad de padecer cáncer de estómago, explica Medical News Today.

Una última recomendación natural para hacerle frente a la gastritis es tratar de evitar altos niveles de estrés, el cual también se ha relacionado con esta afección. Algunas de las técnicas para controlarlo son: masajes, meditación, yoga y ejercicios de respiración.

Cuando la gastritis no mejora con el paso de los días, lo aconsejable, de acuerdo con los especialistas es recurrir al médico porque si no se trata de manera adecuada puede causar úlceras y sangrados estomacales. “En raras ocasiones, es posible que algunos tipos de gastritis crónica aumenten el riesgo de cáncer de estómago, especialmente si es un revestimiento muy delgado y hay cambios en las células del mismo”, concluye Mayo Clinic.