vida moderna

Hierbas y frutas para tratar la artritis de manera natural

De acuerdo a los expertos, hay diagnosticados 100 tipos distintos de artritis.


La artritis es la inflamación de las articulaciones (donde se unen los huesos) y con esta afectación se pueden dañar también los músculos, tendones y ligamentos.

Los especialistas advierten que las personas que sufren artritis deben realizar alguna actividad física, además de tener una dieta saludable y consumir alimentos ricos en omega 3.

Sumado a estas recomendaciones, los remedios caseros basados en hierbas también sirven para minimizar las dolencias por esta enfermedad. “Ciertas hierbas pueden tener propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar con la artritis reumatoide (AR) o con la osteoartritis (OA)”, explican en el sitio web Healthline, en el que advierten que antes de tomar estos remedios naturales se debe consultar primero con el médico.

Una de las hierbas que recomiendan en Healthline es el eucalipto, pues los extractos de las hojas de esta mata sirven como remedios tópicos para tratar el dolor que genera la artritis.

Las hojas del eucalipto “contienen taninos, que pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor relacionados con la artritis. Algunas personas continúan con compresas calientes para maximizar el efecto”, explican en Healthline.

Una sugerencia que hacen en el mencionado portal es que se debe asegurar no ser alérgico al eucalipto. Para comprobarlo, se puede hacer la denominada prueba parche, la cual consiste en “colocar una pequeña cantidad del producto en el antebrazo. Si no aparece una reacción en 24 a 48 horas, es seguro utilizarlo”.

La uña de gato es otra de las hierbas que se recomiendan para tratar los dolores de la artritis, pues es antiinflamatoria. “Esta planta proviene de la corteza y la raíz de una liana tropical que crece en Centro y Sudamérica”, señala en Healthline.

La Fundación de la Artritis destaca que la uña de gato elimina el factor de necrosis tumoral (FNT), así como lo hacen algunos medicamentos convencionales.

Un estudio de 2002 realizado con 40 personas con artritis rematoidea “demostró que la uña de gato resultaba efectiva para reducir la inflamación de las articulaciones en más del 50 por ciento de los participantes”, así lo cita Healthline, portal especializado en salud.

Por otra parte, en el sitio web Cuerpo mente destacan los beneficios que tiene la cúrcuma, pues su raíz contiene curcumina, la cual es un “polifenol bien conocido por sus efectos antiinflamatorios y antioxidantes, que inhibe fuertemente la producción de mediadores inflamatorios, como la interleucina (IL)-1, el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α), IL-8, óxido nítrico y una variedad de metaloproteinasas”.

La popular manzanilla o también conocida como matriarca camomila, también se puede usar para tratar los dolores articulares, gracias a su contenido de compuestos fenólicos, como la apigenina, la quercetina, la patuletina, la luteolina y glucósidos, que tiene la “capacidad para reducir las citocinas y la PGE2″ y que desempeñan un papel en la patogenia de la artritis.

En Cuerpo mente también señalan los beneficios de la boswellia, la cual se ha utilizado durante siglos en la medicina tradicional de la India: “Los pacientes con artrosis que recibieron extracto oral de Boswellia serrata durante 8 semanas demostraron una mejora significativa de los síntomas. Otro ensayo clínico encontró que la suplementación oral de extracto de Boswellia durante más de 4 meses redujo el dolor y la rigidez sin causar eventos adversos graves”.

Por último, según Medical News Today, el ejercicio es una opción para tratar las molestias de la artritis, pues con la actividad física se puede reducir la rigidez, fortalecer los músculos y también ayuda a mantener el peso.

Los expertos que citan en este portal señalan que se deben hacer actividades de bajo impacto como la natación, el yoga o el tai chi para personas con artritis psoriásica (PsA).