vida moderna

Infusión de manzanilla para combatir el resfriado: así se puede consumir

Esta preparación es ideal para combatir las enfermedades de las vías respiratorias.


La infusión de manzanilla contiene propiedades antiinflamatorias, también ayuda a lubricar la garganta si se encuentra demasiado reseca y evita el dolor que puede generar un resfriado.

Para preparar esta infusión se necesitan los siguientes ingredientes.

  • 2 cucharadas de Manzanilla seca
  • 1 1/2 taza de Agua
  • 2 cucharadas de Miel
  • Limón (opcional)

Se puedes usar la manzanilla seca como fresca para prepara la infusión. El portal Gastrolaweb recomienda que al usar flores secas, “la porción que hay que agregar al agua será mucho menor en comparación al uso de manzanilla fresca”, también añade que es importante notar que se pueden usar hojas, tallos y flores para hacer infusión, “así que no hay que temer incorporar todas las partes de la planta a la infusión”.

“Para preparar la infusión basta con poner el agua en una olla a fuego medio; después se calienta hasta que el agua comience a hervir, en este punto hay que agregar la manzanilla ya sea fresca o seca, una vez que hayas incorporado la planta se quita del fuego y dejar infusionar por 5 minutos, esto también permitirá que la bebida se vaya enfriando, después de este tiempo se cuela sobre una taza y endulzar con la miel”, así lo explica el portal Gastrolaweb para tener mejores resultados con la preparación.

Tuasaúde señala que el té de manzanilla puede ser usado para ayudar a calmar el dolor de garganta irritada e inflamada, debido a sus propiedades antiinflamatorias.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de flores secas de Manzanilla;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación:

“Agregar la manzanilla a una taza de agua hirviendo y dejar reposar hasta enfriar. Este té debe ser usado para hacer gárgaras. Además de esto, también puede ser usado para facilitar la cicatrización de la gingivitis y de la estomatitis”.

El portal Tuasaúde destaca que la manzanilla alivia los síntomas de la gripe y del resfriado común

Esta bebida es una poderosa arma contra los síntomas de la sinusitis, gripes, resfriados e inflamaciones en la nariz, “debido a sus propiedades que hacen que la inflamación disminuya”.

Ingredientes:

  • 6 cucharaditas de hojas secas de manzanilla;
  • 2 litros de agua hirviendo.

Modo de preparación:

Agregar las flores secas a 1 a 2 litros de agua hirviendo, tapar y dejar reposar alrededor de 5 minutos. Lo que se recomienda es que “el vapor del té debe ser inhalado profundamente alrededor de 10 minutos y para un mejor resultado debe colocar el rostro sobre la recipiente y cubrir la cabeza con una toalla grande”.

Ante la aparición de los síntomas del resfriado, la infusión de manzanilla es una poderosa arma para contrarrestarlos. Foto: GettyImages.
Ante la aparición de los síntomas del resfriado, la infusión de manzanilla es una poderosa arma para contrarrestarlos. Foto: GettyImages. - Foto: Foto GettyImages.

La manzanilla también se puede usar como “crema o pomada, aceite esencial, loción o tinte. Cuando es usada en forma de crema o pomada la manzanilla es una excelente opción para tratar algunos problemas de la piel como la psoriasis, ayudando a limpiar la piel y reducir la inflamación”, así lo menciona Tuasaúde.

El sitio web ‘Saber vivir’ destaca otros remedios para contrarrestar el resfriado

Saúco contra la gripe

Esta planta tiene virtudes “sudoríficas y diuréticas, muy útiles para combatir los procesos gripales”, explica el mencionado portal.

Las flores de saúco se suelen tomar en infusión combinadas con llantén, que reduce la irritación de las mucosas, señala Saber vivir, además aconseja tomar de dos a tres tazas calientes al día. Esta bebida tiene un sabor dulce.

Jengibre contra el resfriado

El jengibre es un recurso para combatir los síntomas del resfriado común. “Es recomendable para luchar contra los accesos de tos, el dolor muscular, el dolor de cabeza y las décimas de fiebre”.

Para tomarlo hay que cortar una rodaja de jengibre fresco (o bien 3 gramos de polvo seco), se añade al agua fría y se hierve cinco minutos. Hay que dejar reposar y colar. En el portal Saber vivir comentan que se puede tomar con miel para atenuar el sabor fuerte y algo picante del jengibre.