Mandarina
La cáscara de la mandarina contiene propiedades que reducen los niveles de colesterol en la sangre. - Foto: Getty Images

vida moderna

La fruta que reduce el colesterol elevado y previene la anemia

Por medio de la alimentación, el cuerpo adquiere los nutrientes y vitaminas que necesita.

La mejor forma de prevenir enfermedades de todo tipo es llevando una alimentación sana y equilibrada que contenga alimentos de todos los grupos; esto no quiere decir que el cuerpo no sé va a enfermar, pero unos buenos hábitos garantizarán una mejoría pronta y evitarán que el tema se agudice, en comparación con aquellos pacientes que enferman, pero con hábitos deficientes.

Uno de los alimentos que más deben estar presentes en la alimentación son las frutas y las verduras. La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere consumir cinco porciones de fruta al día, que se puede hacer de la siguiente manera: la fruta puede estar presente en el desayuno y en las meriendas del día y las verduras, en el almuerzo y la cena.

Las frutas tienen un alto contenido de vitaminas, antioxidantes y minerales. Cada una de ellas trae múltiples beneficios para la salud; en su mayoría, benefician a la gran mayoría de los órganos. Los profesionales de la salud recomiendan variarlas para poder aprovechar los beneficios de cada una de ellas.

Beneficios del consumo de mandarina

El portal de salud, belleza y cuidado personal Salud 180 menciona los beneficios de consumir mandarina, una de las frutas con más vitamina C del mercado. Cabe mencionar que la ingesta de esta fruta no reemplaza ninguno de los medicamentos formulados por el médico para las afecciones que se mencionarán a continuación.

  • Reduce los niveles de colesterol: La parte de la fruta que se usa para mejorar esta afección es la cáscara; los profesionales de la salud recomiendan preparar un té con esta.
  • Para preparar la bebida se debe dejar secar la cáscara un par de días, luego poner a hervir una taza de agua y, cuando este a punto de ebullición, agregar la piel y dejarla reposar dentro del agua por unos minutos. Luego, colar y beber la infusión durante una semana consecutiva para ver prontos resultados.
  • La cáscara de la mandarina contiene algo que se conoce como flavonas polimetoxilatados; además, está compuesta por pectina, dos ingredientes que reducen los niveles de este lípido en la sangre.
  • “Investigadores observaron en hámsteres que, al alimentarlos con 1 % de los antioxidantes contenidos en la cáscara de mandarina (flavonas polimetoxilatados), se redujeron sus niveles de colesterol de 40 % a 32 %”.
la parte blanca que se encuentra en su gajo entre la cáscara y la pulpa, tiene una gran cantidad de fibra
La parte blanca que se encuentra en el gajo entre la cáscara y la pulpa tiene una gran cantidad de fibra. - Foto: Getty Images/iStockphoto
  • Previene el taponamiento de las arterias (aterosclerosis): Una investigación que se llevó a cabo en Canadá, por profesionales de la Universidad de Western Ontario, reveló que uno de los flavonoides que está presente en esta fruta (nobiletina) es 10 veces más poderosa para evitar que las arterias se taponen.
  • Previene el desarrollo de varios tipos de cáncer: Debido a que la mandarina contiene óxido cítrico, su consumo frecuente previene varios tipos de cáncer. “Un estudio que duró un año concluyó que ningún paciente con hepatitis C que añadió jugo natural a su dieta diaria contrajo cáncer, a diferencia de aquellos que no tomaron esta bebida, que desarrollaron cáncer de hígado”.
  • Previene y trata la anemia: “De acuerdo con National Institutes of Health, las mandarinas proporcionan la mitad de los requerimientos diarios recomendados de vitamina C (32mg por cada 100 g), nutriente esencial para absorber el hierro”.
  • Estreñimiento: Dado su alto contenido de fibra, el consumo de esta fruta previene y trata los síntomas del estreñimiento.